Consejos para la lactancia materna

Seguramente la primera vez que sostenga a su recién nacido en la sala de parto instintivamente pensará en comenzar la lactancia materna.

Para ello tendrá que girar todo el cuerpo del bebé hacia usted y cuando el bebé abra su boca acércalo hacia su pecho de modo de que su boca debe cubrir el pezón y parte da la areola tanto como sea posible. No obstante muchos recién nacidos tienen problemas de permanecer en el pezón por lo que hay que armarse de paciencia para coger práctica.

Recomendaciones Generales Sobre la Lactancia Materna

Recomendaciones Generales Sobre la Lactancia Materna

Cuando se es mamá primeriza es muy frecuente encontrarse con dificultades a la hora de dar el pecho, lo básico es no caer en el desánimo ya que solo es cuestión de práctica. Por lo general las dificultades que se pueden encontrar son temporales y al pasar el tiempo, unas seis semanas después del parto todo será distinto y darás de mamar como una mamá experta.

No olvide que siempre puede recurrir a los consejos de las enfermeras que están a su cuidado. Pero sobre todo tenga presente que la lactancia materna ofrece mucho más ventajas que la artificial. Existen una serie de consejos para que la lactancia materna se desarrolle con normalidad y total éxito como:

  • Acudir a un especialista para aprender a amamantar a su bebé. Visita La Liga de la Lecha, una organizacion internacional dedicada a educar sobre la lactancia.
  • Bebés prematuro. En caso de tener un bebé prematuro no podrá empezar a amamantar de inmediato por lo que tendrá que recurrir al bombeo de leche.
  • Recuerde que amamantar no debe ser doloroso en ninguna circunstancia. Si sintiera algún dolor debe detener la succión y volver a intentarlo hasta que el bebé lo haga correctamente. Si interrumpe la succión del bebé introduzca el dedo pequeño en las encías del bebé para calmarlo.
  • En cuanto a la regularidad con la que se debe realizar las tomas, por lo general cuanto más se amamante más leche se producirá por lo que no será ningún impedimento llegar al número de veces necesarias para alimentar al bebe diariamente. Estadísticamente se conoce que en la primera semanas de vida se suelen amamantar de 8 a 12 veces al día.
  • Sobre todo durante los primeros días tendrá que luchar para que su bebé se alimente ya que el sueño le va a primar más. Para ello tendrá que despertar suavemente al bebé antes de empezar a mamar e intentar mantenerlo despierto para que no se queda dormido a media toma. No olvide que las tomas puede alargarse hasta 40 minutos.
  • Como es natural debido a la frecuencia de las tomas las madres puede llegar a presentar dolores de espalda y de brazos. Por ello se aconseja que a la hora de coger el bebé tenga una posición adecuada y si es posible utilizar cojín de lactancia para conseguir mejor apoyo.
  • Recuerde que en la etapa de la lactancia tendrá que llevar una dieta sana muy parecida a la que llevó mientras estaba embarazada. Para que produzca una leche de calidad y cantidad provechosa la alimentación de la madre es fundamental sobre todo si es variada. Los bebés disfrutan de la variedad y el sabor de los alimentos que toma la madre. Y sobre todo será necesario beber líquidos para mantenerse hidratado durante todo el día. No olvide que durante la lactancia, es natural que la madre sientan hambre todo el día debido a la producción de la leche. No deberá consumir cafeína, alcohol ni tabaco en esta fase de la maternidad.

Pasos para una lactancia exitosa

Pasos para una lactancia exitosa

Definitivamente la práctica del ejercicio para las madres lactantes es benéfico para la salud de ella y de su bebé, entre las más importantes ventajas que se encuentra con una rutina asesorada de ejercicio está el menor riesgo de dolencias crónicas como la cardiovascular, osteoporosis y ciertos cáncer y la diabetes.

Unas mejores funciones inmunes y la preservación de la fuerza muscular, igual que el mantenimiento de la fuerza muscular y la ayuda para el control de peso.

En cuanto a una dieta equilibrada está la opción vegetariana que es perfectamente compatible con un buen estado de salud tanto en el estado de embarazo como en la lactancia, tal como lo reconoce la American Dietetic Association.

Se ha comprobado que el crecimiento de los niños de mamás vegetarianas y que además reciben su leche materna es normal, así lo indica la Asociación Americana de Dietética en su último documento. Pero, igual para cualquier caso es recomendable el consumo de vitamina B-12 para la dieta de la madre.

En cuanto a las claves para una dieta vegetariana para la mujer lactante o en el embarazo está incluir integrales, priorizar en el consumo de por ejemplo, aceite de oliva, frutas, frutos secos, legumbres. Igual que los batidos de soja o cereales al desayuno. Se debe consumir diariamente un suplemento que contenga 400 microgramos de ácido fólico y un suplemento que contenga 200 microgramos de yodo.

También se recomienda sustituir la sal de mesa por la sal yodada. El consumo de algas debe ser moderado porque estas contienen altas cantidades de yodo que podrían perjudicar tanto al feto como al bebé lactante.

Ahora bien, en el año 1979 tanto la OMS y UNICEF enfatizaron sobre el importante rol de la práctica de la lactancia y en su protección, promoción y apoyo para hacer del momento del nacimiento una excelente oportunidad para estimular y fortalecer el amamantamiento.

Siendo así, la OMS y la UNICEF establecieron un documento sobre la maternidad y la lactancia y delinearon diez pasos para que la lactancia sea natural y feliz. La iniciativa engloba a todos los hospitales y servicios de maternidad con el propósito de promover un apoyo al estado de amamantamiento.

Es así que para una lactancia exitosa algunos pasos a cumplir, entre estos, se encuentra:

  • No dar a los recién nacidos más que leche materna, excluyendo definitivamente otro tipo de alimento o bebida. A no ser que tenga una indicación médica. Fomentar la lactancia materna a libre demanda.
  • Enseñar a las madres lactantes cómo es que se debe dar de mamar al bebé y cómo mantener aún la lactancia incluso si han de separarse de su hijo.
  • No dar a los niños alimentado con leche materna ni tetina ni chupetes artificiales.
  • Facilitar la cohabitación de las madres y los lactantes durante las 24 horas del día.
  • Se debe disponer de una política por escrito relativa a la lactancia materna para que la conozca todo el personal dedicado a la salud.
  • Colaborar a las madres a iniciar la lactancia durante la media hora siguiente al parto.
  • Informar y documentar a las madres embarazadas sobre los beneficios de la lactancia materna y sobre todo cómo colocarla en práctica cuando el bebé nazca.
  • Igualmente capacitar a los profesionales del hospital sobre todas las políticas de lactancia.
  • Dar pecho después de una hora del nacimiento.
  • Las mamás sólo se deben lavar con agua, sin jabón, evitando el uso de lociones y cremas.
  • El paso para la lactancia es después de la hora del nacimiento es colocar a los bebés en contacto piel a piel con su mamá, alentarlas a reconocer cuando sus bebés están listos para amamantar, ofreciendo la ayuda en caso necesario.
  • Fomentar el establecimiento de grupos de apoyo a la lactancia materna y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a su salida del hospital o clínica. De acuerdo a la OMS, cada año se salvaría la vida de 1,3 millones de niños menores de 12 meses si se alimentasen exclusivamente de leche materna, ya que es una excelente fuente nutritiva que aporta al bebé defensas y anticuerpos.
  • La forma correcta de colocar al bebé en el pecho, es con el pezón y aréola dentro de su boca para evitar el dolor y las grietas.
  • La frecuencia y el tiempo del amamantamiento depende de cada bebé y se recomienda la libre demanda.
  • Consultar al médico periódicamente a fin de una revisión para descartar cualquier patología y agregar una ecografía mamaria.
  • Publicitar la creación de grupos de apoyo a la lactancia materna y procurar que las madres se pongan en contacto con ellos a la salida del hospital.

Mitos de la lactancia materna

Existen múltiples mitos sobre cómo producir mejor o más cantidad de leche, creencias que circulan y se transmiten incluso de generación en generación, de madres a hijas. Algunas de estas creencias unas veces son contraproducentes, otras simplemente erróneas.

Las mujeres con poco pecho producen poca leche

El tamaño de los pechos depende más de la grasa de éstos que de los conductos encargados de fabricar la leche. Por ello, una mujer con poco pecho puede amamantar con las mismas garantías que otra con pechos voluminosos.

Algunos alimentos alteran el sabor de la leche

Aunque, efectivamente los espárragos, ajos, alcachofas y cebollas cambian el sabor de la leche, esto no es apreciado por el bebé y no provoca el rechazo del pecho. Algún estudio ha encontrado todo lo contrario que el ajo mejora la apetencia del niño por la leche de su madre.

Algunos alimentos producen cólicos o gases

Ningún alimento que tome la madre provoca gas en la leche ni en el niño.

En consecuencia, las madres pueden tomar todas las verduras, legumbres, frutas y bebidas gaseosas que deseen, porque ninguna produce cólicos en su hijo.

Algunos alimentos aumentan la producción de leche

La producción de leche se mantiene independientemente de la cantidad y calidad de los alimentos que consuma su madre. No existe ningún alimento que aumente la producción de leche, ni tomar más leche o productos lácteos, porque la leche materna nada tiene que ver con la que ésta ingiere. Ningún otro mamífero bebe leche mientras amamanta a sus hijos.

mitos y realidades sobre la lactancia

Tampoco es cierto que las madres necesiten comer alimentos enriquecidos en calcio o comer por dos, porque utilizan las reservas almacenadas durante el embarazo y, en consecuencia, pierden peso durante el tiempo que amamantan. Las madres deben comer variado, equilibrado y para uno, no para dos, si hacen esto ganarán peso. Las almendras, frutos secos, sardinas o infusiones no aumentan la producción de leche.

Sin embargo, la cerveza con o sin alcohol, estimula la hormona de la que depende la producción de leche, llamada prolactina. Por tanto, si eres madre y amamantas, puedes tomar cerveza pero sin alcohol.

Durante la lactancia no se puede practicar ejercicio físico

El ejercicio físico moderado es siempre saludable, incluso durante el embarazo y la lactancia. Debe practicarse mejor después de finalizar la toma, no antes, porque en estos casos algunos niños rechazan la leche.

Con diarrea se suspende el pecho

Ni la diarrea de la madre, ni la del niño aconsejan suspender la lactancia materna; al contrario, el pecho es muy bueno para la diarrea del bebé.

La lactancia no aconseja mantener relaciones sexuales

Después del parto y durante la lactancia, la madre puede sufrir cambios psíquicos y emocionales, debido por una parte a los intensos cambios hormonales que tiene durante este periodo, también a las potentes emociones que necesita entender y aceptar.

Dar el pecho ni dificulta ni impide mantener relaciones sexuales completas; sin embargo, éstas deben reiniciarse cuando la madre, no su pareja, lo desee, porque con frecuencia la mujer está dolorida, cansada o tan emocionada que necesita otro tipo de relaciones más afectivas, mas cariñosa, cercanas o íntimas, sin penetración.

Es normal que después del parto, sobre todo si existió episiotomía y puntos o cesárea, exista dolor que aconseje retrasar el coito hasta el momento que la madre se sienta preparada, este momento es individual y no debe acelerarse.

Alimentacion adicional para el bebé durante la lactancia

Dar algún tipo de alimentación adicional porque su bebé tiene poco peso es algo que sólo puede decirlo un médico, él recomendará si le da leche materna adicional o un poco de fórmula, además de leche que recibe de la madre. Si un recién nacido pesa menos al peso ideal, no podrá estimular una mayor producción de leche con sesiones largas de lactancia.

Para este caso puede utilizar una bomba extractora de leche eléctrica automática de uso regular, ellas después de amamantar va a servir para aumentar la producción de leche mientras se recupera el peso del bebé. En cuanto a la alimentación adicional pueden ser útiles mientras está tratando de aumentar la producción de leche. De seguro el bebé va a alimentarse mejor cuando él alcancé su peso saludable.

Elementos que debes evitar durante la lactancia

Es igualmente importante proteger a tu bebé del alcohol, la cafeína y la nicotina, sobretodo mientras se está amamantando o en estado de embarazo. Es probable que no pase a mayores si se toma uno o dos vasos de vino o cerveza por semana.

Los estudios indican que aunque el alcohol pasa a la leche materna, la cantidad que llega al bebé es mucho menor que la cantidad que ingieres, los niveles de alcohol llegan a su punto máximo unos 30 a 90 minutos después de que hayas consumido las bebidas alcohólicas.

Si es cafeína tu bebida favorita, el bebé podría colocarse irritable y querer comer mucho más a menudo. Es preferible evitar la cafeína o al menos reducir su consumo mientras se amamanta. No se olvide que el organismo del bebé no es muy eficiente cuando se trata de eliminar la cafeína y ésta puede acumularse en su sistema. Prueba con café descafeinado y evita las sodas de cola y otros refrescos que contengan cafeína.

La cafeína está presente en el chocolate, algunos tés de hierbas, las sodas y algunas medicinas. Si se consume mucho café va a intervenir en el sueño del bebé y lo va a colocar nervioso.

En cuanto a la nicotina se ha comprobado que fumar en grandes cantidades, un paquete o más al día, va a disminuir la producción de leche y provocará en el bebé, diarrea, vómitos, pulso rápido y agitación. Lo más recomendable es dejar de fumar al menos mientras amamantas a tu bebé, y no hacerlo dentro de la casa o en ambientes cerrados.

Produccion de leche materna

Entre los consejos imprescindibles para generar más leche se encuentra ofrecer el pecho a demanda, es decir, sin ningún tipo de horarios, tanto de día como de noche, esto para estimular la producción de leche materna. Estar adelante del llanto del recién nacido para que mame tranquilo y succione de modo correcto. Así, de esta manera se produce la leche correcta.

Lo conveniente de asistir a un grupo de apoyo a la lactancia para adquirir confianza y superar cualquier obstáculo que pueda presentar al lactar. Asegurarse que se realiza la toma nocturna, las cuales son fundamentales para que se produzca una buena cantidad de leche materna. Y ante todo disfrutar, relajarse del estado de la lactancia y del bebé. Permitir que el vínculo se fortalezca así que es bueno olvidarse de visitas o llamadas.

Ahora bien, un principio que no se puede saltar sobre todo al principio es que no se ofrezca al bebé ni chupetes, ni biberones. Una tetina no se va a chupar de la misma forma que el pecho por lo que el recién nacido puede confundirse y después irá a agarrar el pecho con menos eficacia. Súmele que esto puede ser la causa de problemas tales como grietas en los pezones, falta de leche y mastitis.

En cuanto a la producción de leche materna, algunas veces son casos excepcionales como por ejemplo, lactancias inducidas de madres de bebés adoptados o, relactaciones vuelta a la lactancia después de un periodo sin lactar o separaciones forzosas de madre y el bebé o tal vez enfermedades de la madre.

Para estas circunstancias se pueden obtener buenos resultados con medicamentos que ayuden a estimular la producción de leche, denominados galactagogos, entre los más empleados está la domperidona.

Sin embargo, el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría (AEP) advierte que estos medicamentos no deben utilizarse demasiado tiempo y por ningún motivo sin supervisión médica, debido que puede tener efectos secundarios.

Es importante ir tomando nota así va ayudar a ver cómo aumenta la producción de leche cada día. La bomba saca leches eléctrica al usarla puede estimular y vaciar los senos es especialmente vital si su bebé necesita alimentación adicional de leche materna. Lo importante es beber líquidos en abundancia, alimentarse nutritivamente y realizar descanso adicional. Piense positivo y obtenga apoyo de sus amigos y familiares.

Razones para la poca produccion de leche materna

Es recomendable tener en cuenta que la producción de leche es porque probablemente no vacía los senos de manera efectiva o a lo mejor tener al bebé somnoliento, es decir, no demanda leche o que no chupa vigorosamente.

  • Haber estado separada del bebé durante la primera semana del parto, tal vez porque el pequeño estaba enfermo y no logro amamantarlo o al menos sacar leche con una bomba.
  • Tener un bebé que no chupa de manera adecuada y no vacía sus senos de forma correcta.
  • Otra de las causas es usar regularmente suplemento de fórmula, lo que hace que su bebé se amamante con menos frecuencia.
  • Tener a un bebé que duerme toda la noche 7 horas o más sin amamantar.
  • Tener problemas más de salud después del parto, como alta presión sanguínea, anemia o algún tipo de infección.
  • Tener un alto nivel  de estrés, estar haciendo dieta para adelgazar o volver a trabajar, tener los pezones muy doloridos.
  • Ha tenido una operación previa en los senos, en este caso alrededor de la aréola.

A veces no se puede encontrar una causa de la baja producción de leche materna. Y así cobre vida el mito popular de que todas las mujeres pueden amamantar con éxito no es tan cierto.

Extraer la leche durante la lactancia

Extraccion de Leche MaternaEn cuanto extraer leche de sus senos va a tomar más o menos la misma cantidad de tiempo que lactar al bebé; sin embargo, con una buena práctica y una buena bomba, se puede extraer leche de los senos en tan sólo 10 a 15 minutos.

No olvide que así se encuentre en el trabajo, es importante extraer leche con la misma frecuencia con la que suele lactar a su bebé o durante quince minutos cada vez que pasan una cuantas horas.

Para mantener el suministro de leche cuando estén juntos, lacte al bebé más veces. Igualmente puede extraer leche enseguida lacta a su bebé, lo cual va ayudar a que sus senos produzcan la leche requerida.

Así, el bebé probablemente va a querer más leche cuando está pasando por fases aceleradas de crecimiento. Siendo así, la mejor manera de aumentar el suministro de leche para una fase acelerada de crecimiento es lactar con más frecuencia en igual proporción si extrae la leche.

Ahora si lo que se busca es almacenar la leche materna en una botella plástica o de vidrio con un tapón que selle, o en una bolsa estéril que pueda sellarse. Almacenar su leche materna en cantidades que use cada día para evitar malgastarla. Un ejemplo es que sí  su bebé toma 4 onzas de leche materna en el recipiente de almacenamiento.

La lactancia en niños mayores de un año

La lactancia en niños mayores de un año

La mejor nutrición para su hijo es la leche materna y sí el pequeño ya tiene un año de edad puede estar la madre muy segura de que está recibiendo el doble de nutrición. Cuando se está consumiendo una variedad de alimentos sólidos, su leche materna se vuelve un tanto menos fundamental desde una perspectiva de la nutrición. Algunos niños a partir del año continúan consumiendo una cantidad moderada de leche materna.

Pero de acuerdo a las investigaciones no se conoce un punto en el que la leche materna pierda su valor nutritivo. Lo que sí se conoce es que a medida que su hijo pasa de la infancia a la niñez temprana, la lactancia materna sigue actuando como una fuente de confort profundo y seguridad, aportando las bases para un futuro saludable, feliz y seguro.

De ahí que así como los beneficios de la leche materna siguen de forma continua en aspectos nutritivos e inmunológicos, la AAP aconseja a las madres seguir amamantando después del primer año tanto tiempo como lo deseen la madre como el hijo.

Aunque cada vez es más común amamantar a niños pequeños o más de un año, la imagen todavía provoca comentarios ocasionales y las miradas de los adultos no es la más positiva debido a la desinformación.

Lo más importante respecto a decidir cuánto tiempo debe amamantar a su hijo, el criterio más válido antes de la opinión pública es el enfoque de su propio hijo hacia el querer seguir siendo amamantado y sus propios sentimientos al respecto. Y no cabe duda alguna que estos sentimientos se transmiten a su hijo.

Son muchos los interrogantes respecto a que su hijo mayor de un año continúe recibiendo seno materno. Por ejemplo, la preocupación que la continuidad de la lactancia esté causando que otros adultos como el encargado del cuidado infantil, o la maestra de preescolar u otra persona diferente la etiqueten de manera negativa? O se crean sentimientos contradictorios acerca de si amamantar a un niño interfiere en su relación con él, haciéndola una mamá permisiva? Si sus respuestas son negativas, entonces no hay motivo para acelerar el proceso de destete.

Algunas mamás han utilizado estrategias bien creativas para lograr amamantar a su hijo pequeño sobre todo frente a la sorpresa y algunas veces desaprobación desinformada que muchos adultos tienen y todo por la desinformación; es así que establecen con su niño pequeño un código de palabras “secretas” para utilizarla cuando él desea ser recibir su seno para ser amamantado, y así se mantiene en privado tanto su “secreto” como el lugar para recibir su seno.

Pero existe otro grupo de mujeres que dicen que realizar su lactancia en público es conveniente en cuanto se puede tener esperanza de hacer más aceptable la continuidad de la lactancia materna para los niños pequeños.

Al final, la decisión de cuánto tiempo va a amamantar a su hijo es una decisión que solo usted junto a la ayuda de su hijo pequeño debe tomar. Es importante involucrar y pedir el apoyo de su pareja y familia porque la relación o vínculo que se establece es algo único. Así que sea que se termine cuando el bebé tiene seis meses o dos o tres años es en últimas una decisión personal. Prácticamente es un seguir el instinto y lo mejor para usted y su hijo pequeño.

Ahora bien, algunas mamás les interesa preguntar sobre cuánto tiempo es el que se debe amamantar, o muchas veces están pidiendo permiso para destetar y mientras otras piden permiso para continuar, quieren saber si el amamantamiento prolongado puede llegar a perjudicar al bebé. Son numerosos los estudios que están confirmados que hay beneficios para los bebés como para los niños pequeños de más de un año.

A nivel nutricional, la leche materna continúa siendo una fuente muy importante de proteínas, calcio, vitaminas y grasas. Y se reconoce también que al mamar menos seguido, los agentes inmunizantes de la leche se concentran y el bebé los sigue recibiendo. Va a disminuir la posibilidad de alergias, ya que al no estar incluida la leche de vaca hay menor posibilidad de reacciones alérgicas.

En cuanto a estudios acerca de los aspectos psicológicos de la lactancia son pocos. No se sabe con exactitud si debido a la lactancia en sí misma o al comportamiento de las mamás que están dispuestas a amamantar prolongadamente a sus hijos.

Lo cierto es que la leche materna sigue siendo vital por sus hidratos, proteínas, calorías y grasas así haya pasado meses o años. La leche materna sigue siendo un alimento completo y lo más esencial, sigue siendo una inestimable fuente de células inmunitarias, es decir, de defensas para el bebé y recibirá muchos beneficios en edad de un año, dos o tres.

Video «Como Amamantar en 10 pasos»

Este es un excelente video educativo creado por la Liga de la Leche Argentina ( www.ligadelaleche.org.ar )

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Problemas mas comunes en la lactancia

La lactancia materna puede ser un desafío, especialmente en los primeros días y especialmente si …