Como elegir un sujetador de lactancia

Elegir un sujetador de lactancia puede ser una tarea desalentadora. Hay tantos estilos y marcas diferentes entre los que elegir. ¿Cómo sabes cuál es el adecuado para ti? En este artículo, hablaremos de los distintos tipos de sujetadores de lactancia y de cómo elegir el adecuado para ti.

La vida de una madre lactante no es un caso cualquiera. De hecho, es un gran ejemplo de multitarea, de hacer todas las cosas al mismo tiempo. Normalmente, la madre lactante lavaría los biberones, lavaría la ropa, cocinaría y alimentaría al bebé. Como todo se desprende espontáneamente, necesita un sujetador duradero y fiable que se desprenda fácilmente para poder alimentar al bebé al instante, un sujetador de maternidad normal no le ayudaria.

Elegir el sujetador de lactancia materna adecuado para ti

Una de las prendas más importantes para una madre lactante es un buen sujetador de lactancia. Un sujetador de lactancia proporciona apoyo y comodidad a unos pechos que cambian constantemente de tamaño y forma. Es importante elegir el sujetador de lactancia adecuado para ti, ya que cada sujetador se adapta a una mujer diferente.

Elegir el sujetador de lactancia materna adecuado para ti

Al elegir un sujetador de lactancia, es importante determinar primero tu talla de pecho. Muchas mujeres descubren que el tamaño de sus pechos cambia a lo largo del embarazo y después del parto y esto conlleva cambios de talla de sujetador.

Una vez que hayas determinado tu talla de pecho, es el momento de empezar a comprar un sujetador de lactancia. No todos los sujetadores son iguales: hay muchos estilos y tipos diferentes de sujetadores de lactancia. Es importante encontrar un sujetador que se ajuste bien y que te proporcione la sujeción y la comodidad que necesitas. Ademas evalua cual sujetador brinda una forma más bonita al pecho.

Tipos de sujetadores de lactancia materna

Un sujetador de lactancia es un sujetador especializado que proporciona un soporte adicional a las mujeres que están dando el pecho. Los sujetadores de lactancia están disponibles en una gran variedad de estilos y tallas, y cada uno de ellos está diseñado para proporcionar a la usuaria una comodidad y funcionalidad óptimas.

Hay tres tipos principales de sujetadores de lactancia: sujetadores tradicionales, sujetadores para dormir y sujetadores deportivos.

  • Los sujetadores de lactancia tradicionales tienen copas que se pueden separar de los tirantes, de modo que se pueden levantar y bajar para exponer los pechos mientras se amamanta.
  • Los sujetadores para dormir están diseñados para llevarlos durante la noche, y suelen tener menos tela y menos ganchos que los sujetadores de lactancia tradicionales.
  • Los sujetadores deportivos se fabrican específicamente para llevarlos durante la actividad física, y ofrecen una sujeción y cobertura adicionales.

Cómo medir un sujetador de lactancia

Puede ser complicado elegir la talla correcta de sujetador de lactancia comprar. Aquí tienes una guía sobre cómo tomar las medidas para conseguir el ajuste perfecto. En primer lugar, envuelve la cinta métrica alrededor de tu torso, justo por debajo de tus pechos. Asegúrate de que está ajustada pero no demasiado.

A continuación, mide la parte más llena de tu pecho y anota ese número. La medida resultante es tu talla de banda. Si tienes una talla de copa más grande, añade entre 10 y 15 centímetros a ese número (ésa es tu talla de copa). Así, por ejemplo, si mides 34 pulgadas alrededor del torso y 38 pulgadas alrededor del pecho, entonces usarás un sujetador de lactancia 36D.

Sujetadores de lactancia para ocasiones especiales

Cuando la mayoría de la gente piensa en los sujetadores de lactancia, piensa en sujetadores funcionales que se llevan a diario para apoyar a las madres lactantes. Aunque los sujetadores de lactancia son ciertamente esenciales para el uso diario, también hay una serie de sujetadores de lactancia para ocasiones especiales.

Los sujetadores de lactancia para ocasiones especiales pueden ser elegantes o informales, y están disponibles en una gran variedad de estilos y colores. Algunos sujetadores de lactancia para ocasiones especiales tienen incluso encaje u otros detalles decorativos.

Si buscas un sujetador de lactancia para llevarlo a un evento especial, debes tener en cuenta algunas cosas. En primer lugar, asegúrate de que el sujetador está realmente diseñado para madres lactantes. Muchos sujetadores normales pueden usarse durante la lactancia, pero pueden no ser tan cómodos ni dar tanto apoyo como un verdadero sujetador de lactancia. Además, asegúrate de que el sujetador se ajusta bien.

Aquí es donde entra en juego el sujetador de lactancia.

Un sujetador de lactancia está hecho específicamente para las madres lactantes, para proporcionarles facilidad y comodidad al alimentar al bebé. También proporciona un acceso instantáneo a los pezones, permitiendo a la madre descubrir el pezón y amamantar al bebé sin tener que quitarse el sujetador.

Sin embargo, tener un sujetador de lactancia no es suficiente para resolver el problema de amamantar al bebé mientras se hacen otras cosas al mismo tiempo. Todavía tienes que tener en cuenta el material adecuado que hace que el sujetador de lactancia sea una herramienta eficaz para facilitar la lactancia.

Aquí tienes algunos consejos:

Ten en cuenta el tamaño de tu pecho.

Ten en cuenta que el volumen del pecho aumenta considerablemente durante el embarazo y los días posteriores a la maternidad. Así, el tamaño de los pechos que tienes antes del embarazo puede diferir cuando estás en el segundo trimestre de tu embarazo, e incluso puede aumentar o disminuir hasta el momento en que ya estás amamantando a tu bebé.

Por ello, el mejor momento para comprar un sujetador de lactancia es desde el segundo hasta el último trimestre del embarazo. Esto se debe a que tus pechos ya están en su mayor tamaño y a que tus sujetadores más antiguos pueden dejar de quedarte bien.

Considera la talla.

Al elegir un sujetador de lactancia, debes tener en cuenta su talla. Debe ser lo suficientemente grande como para dejar espacio a los discos de lactancia. Pero no descuides el soporte que también necesitas en un sujetador de lactancia.

Conoce sus características.

Debes elegir un sujetador de lactancia que tenga solapas de gancho fáciles de quitar. Ten en cuenta que no te pones un sujetador de lactancia sólo porque sí. Lo que más cuenta es la accesibilidad que tienes en el sujetador de lactancia, que te permita amamantar cómodamente al bebé de inmediato.

Considera las características adicionales.

Si quieres reservar algo de leche antes de ponerte a hacer las tareas domésticas, entonces puedes considerar un sujetador de lactancia que tenga una función adicional, como un sistema de bombeo. Asegúrate de que te ofrece la opción de manos libres.

Escoge un sujetador sin aros.

Lo mejor es que adquieras un sujetador de lactancia que no tenga aros. Los sujetadores de lactancia con aros sólo harán que tu lactancia sea tediosa. Además, los sujetadores con aro podrían a llegar a crear obstrucción en los conductos lácteos, dificultando la producción de leche.

Evita los sujetadores de lactancia que tienen una abertura completa.

Este tipo de sujetador de lactancia no es adecuado para las madres que dan el pecho, porque te resultará difícil volver a colocar los pechos en su sitio.

Ten en cuenta su material.

Debes elegir un sujetador de lactancia que esté hecho de un tejido transpirable. Esto significa que las copas deben dejar pasar algo de aire. Básicamente, el mejor material para un sujetador de lactancia es el algodón, aunque algunos fabricantes están considerando el uso de nuevos tipos de materiales sintéticos que ofrecen igualmente el paso del aire.

No compres muchos sujetadores de lactancia al mismo tiempo.

Es mejor que hagas primero algunas pruebas. Compra primero un sujetador de lactancia y observa si es lo suficientemente bueno para tus necesidades. Si te ha gustado, entonces cómprate tres o más. Es muy probable que termines probando varios modelos

De hecho, el sujetador de lactancia puede parecer igual que los demás sujetadores normales, pero debido a su función especial, hay muchas cosas que hay que tener en cuenta antes de comprar uno. Por eso, es mejor que tengas en cuenta estas indicaciones para que no acabes frustrada. Recuerda que tu bebé puede percibir tus emociones y, por tanto, también podría frustrarse. Con sólo descuidar las características adecuadas de un sujetador de lactancia, acabarás con tantas

Videos sobre sujetadores de lactncia

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Alimentacion durante la lactancia

Una una alimentación sana y una dieta óptima es el principio básico para la madre …