La anestesia epidural, lo que debes saber

La anestesia epidural ha se ha convertido en una gran alternativa para las madres que tienen dificultades al momento del parto y que desean suprimir los dolores relacionados al parto.

Uno de los temas que mas tensión causa a la madre, es el momento en que va a nacer el bebe. Que si duele mucho, que si es mejor usar anestesia, que la anestesia daña, que se siente mas bonito teniendo el parto natural, que si es mejor cesárea para que no duela, etc, etc., lo único de lo que estamos seguros, es que dar a luz por medios naturales o no naturales es una decisión muy personal.

El parto es un periodo que tradicionalmente se asociado con dolor y sufrimiento. Cada persona percibe el dolor de una forma diferente. Hay personas que perciben el dolor del parto como un verdadero martirio, en otros casos no se enteran de que han parido a pesar de no haber recibido calmantes.

Está claro que cada persona tiene una sensibilidad diferente para el dolor y cada parto tiene numerosos factores que lo hacen diferente de otro. Pero está claro que lo que uno siente es lo que le molesta y recuerda. El parto es un acontecimiento que produce dolor y no hay una forma objetiva de medirlo. ¿Qué hacer como embarazada? Preparse para el parto de la mejor forma posible y aprender todas las formas posibles de enfrentarse al dolor.

Parto natural o con anestesia

Para ciertas mujeres el dar a luz de forma natural puede ser una verdadera dicha y una experiencia tremendamente satisfactoria y segura, para otras resultará una experiencia de un gran dolor, un gran sufrimiento que realmente no ofrecerá compensación.

dolores de partoPara un parto de forma natural, usted debe de estar convencida de ello y prepararse antes con cursos de respiración, relajación o las clases dentro del agua para los niños que nacen en piscinas.

Además también se recomienda que usted tenga un médico que esté convencido de esto, un esposo o una pareja que esté dispuesto a pasar por todos los preparativos y a estar con usted durante el parto durante todo el tiempo y un hospital cuyo personal la apoye. Ya que si no está usted muy convencida o su médico no lo quiere así, es mejor que se olvide de ello, porque en ese momento usted está totalmente en las manos del médico y su mayor atención tiene que estar en ayudar a su bebé a llegar a este mundo.

Por otra parte, no crea que está usted cometiendo un pecado contra la maternidad o contra su hijo si no decide aceptar el nacimiento natural, quédese tranquila. Nadie la va a juzgar por elegir otros métodos, ya que las mujeres tensas raramente podrán disfrutar de los placeres del nacimiento natural y en cambio tendrán que pagar un precio muy alto en dolor e incomodidad, llegando a ser muy estresante el mejor momento de su vida.

Cuando usted acepta que la anestesien, debe estar consciente de los riesgos a los que se está sometiendo y las complicaciones que esto podría llegar a traer. Por ejemplo: Un exceso de anestesia general puede producir algunas dificultades posteriores para el niño. Pero el lado amable es que la anestesia de tipo local o de bloqueo tiene pocos peligros para el bebé. Este tipo de anestesia evita lo más agudo del dolor para la madre e impide que los anestésicos vayan por la corriente sanguínea y penetren en el sistema del bebé. Al mismo tiempo, permiten a la madre estar consciente y darse cuenta de todo lo que ocurre durante el parto.

También en este caso, sea usted misma, quien tome la decisión basándose auténticamente en lo que usted desea y no en lo que los libros o artículos en pro o en contra de las diversas formas de dar a luz pueden inducirla a pensar que debería hacer.

Conoce la anestesia epidural

La anestesia epidural produce anestesia de efecto prolongado sin perjudicar al feto. La técnica consiste en colocar, a través de una punción, un catéter en el espacio que rodea la médula espinal. A través del catéter se inyecta drogas como la novocaina o similares, casi de forma permanente durante todo el parto. En el caso de que la mujer quiera colaborar con sus contracciones voluntarias se debe reducir la dosis de analgésico.

Para reducir el riesgo de que el parto se prolongue se recomienda comenzar la anestesia epidural cuando la dilatación es de por lo menos 4-5 cm. Si se aplica demasiado pronto aumenta el riesgo de tener que practicar una cesárea.

La anestesia epidural también se puede realizar con narcóticos en lugar de anestésicos locales, con lo cual se consigue menos debilidad muscular aunque puede aparecer picor.

Antes de la anestesia epidural se suele administrar líquidos intravenosos durante unos 30 minutos, antes de administrar el calmante.

Si piensa aplicarse anestesia epidural debe solicitar información a su ginecólogo antes de que llegue el momento del parto.

La anestesia epidural es una opción mas común hoy en día

Hoy en día es una opción que eligen muchas mujeres cuando tienen la posibilidad económica de hacerlo. Antes de continuar quiero dejar bien claro que tomar la decisión de tener tu hijo con epidural no significa no realizar el curso de preparación para el parto. Una cosa no sustituye a la otra; se complementan.

anestesia-epidural

En primer lugar, nunca se sabe lo que puede pasar. No serías la primera que cambia de opinión a último momento, o puede no llegar a tiempo el anestesista, o puedes ingresar con la dilatación casi completa y no necesitarla.

Aunque optes por la epidural, el curso te ayudará a reconocer las fases del trabajo de parto, te enseñará a pujar eficazmente, te prepara para el post parto y los cuidados del recién nacido. En fin, te ayudará a pasar las últimas semanas del embarazo más relajada. Como ya sabes, la primera fase del trabajo de parto, transcurre con contracciones que se perciben como simples molestias, pudiendo movilizarte y distraerte.

Una vez terminada esta fase y ya con 4 cms. de dilatacion, se te puede administrar la epidural. Te llevarán a la sala de partos o a sala de operaciones, allí te pedirán que te coloques de costado sobre tu lado izquierdo en posición fetal(rodillas flexionadas hacia el pecho y los brazos en torno a ellas, con la espalda bien redonda).

No describimos la técnica por pertenecer al dominio del médico especializado, por lo que aconsejamos que soliciten una consulta con el anestesista para que él les explique detalladamente todo.

Quedarán con un catéter- un tubito de plástico flexible y largo- dentro, en la zona lumbar y el trozo que queda en el exterior se pega en el hombro. A través del tubito se ira inyectando el anestésico, a medida de las necesidades, con el fin de anestesiar las terminaciones del útero y del canal de parto. Unos diez minutos luego de la aplicación, la embarazada ya notará la diferencia de sus sensaciones.

Diferencias de un parto con anestesia epidural a uno sin ella

  • Al desaparecer las molestias de las contracciones, la embarazada se encuentra más relajada, haciéndose mas corta la fase de dilatación.
  • Hay una mayor vigilancia médica. Generalmente se aconseja realizar monitoreo fetal.
  • Es frecuente un período expulsivo más largo. Una vez completada la dilatación del cuello del útero, el descenso del bebé por el canal de parto y su salida suelen prolongarse un poco más.
  • A veces no sienten ganas de pujar. Como la mujer no tiene sensibilidad de la cintura para abajo, no siente la sensación de pujo. El médico o partera le indicarán a la señora cuando debe pujar como lo practicó en el curso de preparación.

Otras alternativas para suprimir el dolor durante el parto

alternativas para suprimir el dolor durante el partoLas técnicas de respiración, como el método Lamaze, ayudan a reducir la sensibilidad dolorosa. El fundamente consiste en estimular al cerebro, mediante una respiración rítmica, para «distraerlo» de percibir la sensación de dolor. Este método es útil durante el periodo de dilatación inicial, cuando no es aconsejable administrar analgésicos que pueden deprimir el sistema nervioso fetal.

Otra técnica es la estimulación nerviosa eléctrica transcutánea que consiste en administrar pequeñas descargas en la espalda para «distraer» la atención de la parturienta.

El uso de narcóticos de corta duración durante el periodo de dilatación puede reducir el dolor y se pueden administrar en cualquier momento, aunque inducen en la parturienta y también en el feto de forma más intensa.

La posible depresión del feto es un problema cuando el parto se produce muy poco después de la administración de la droga. El efecto calmante de los narcóticos es variable y oscila entre 2 y 4 horas.

Enlaces externos sobre la anestesia epidural

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

La Inducción del parto, mas común de lo que piensas

El permino Inducción del Parto no suena muy bien particularmente.  Inducir significa el proceso o …