Cuidados del recien nacido, consejos básicos

El tema de los cuidados del recién nacido es uno que agobia grandemente a las parejas, especialmente si es su primer hijo.

De las experiencias inolvidables es llegar con un recién nacido al hogar, es algo sumamente emocionante, pero indudablemente puede en algunas familias causar ciertos temores en torno a su cuidado. Un recién nacido tiene muchas necesidades, entre las más comunes que los padres primerizos encuentra es cómo alimentarlos o cómo cambiarles el pañal. Los problemas que con frecuencia presenta un bebé diferente a los de mayor edad es la irritación por los pañales sucios y la costra láctea.

No hay porque estar nerviosa, ya se logró pasar y sobrevivir a los nueve meses de embarazo, los nervios propios del parto y del nacimiento, así que es normal que la invada la incertidumbre y la dominen por momentos los nervios sobre todo en algún tipo de cuidado especial que requiere el bebé.

Los primeros meses del recién nacido

Los primeros meses del recién nacido Los primeros meses de vida de un recién nacido son de un aprendizaje diario para todos los integrantes de la familia y los primeros pasos en el proceso de comunicación. Por eso es tan importante que la madre esté cerca del recién nacido todo el tiempo. Para ir conociendo su propia comunicación. Ambos tendrán que identificar sus sonidos y sus movimientos particulares. Para llegar al momento en que la madre diga: “ese llanto es de hambre”, “ese llanto es de cansancio”, “hace así cuando está entretenido”, etc.

Si la criatura nace en una maternidad o en un sanatorio, es común que la madre sea instruida acerca de las normas para el cuidado que tendrá que brindar al recién llegado. Ahí también le informarán que los primeros días, al regresar a su hogar, no han de ser tranquilos para el infante.

El pequeño, al venir al mundo, se encuentra en un ambiente completamente diferente de aquel en que ha vivido hasta entonces: la baja temperatura y la luz son dos factores para los que aún no está preparado

Lo primero que hay que hacer para habituarlo a este nuevo medio es suministrarle durante las primeras horas el calor y la obscuridad necesarios, colocado en la cuna bien cubierto con mantas, en una habitación poco iluminada y mantenerlo cerca del cuerpo de la madre.

Lo mismo sucederá cuando vuelva a cambiar de ambiente cuando vaya a su hogar, porque estará en un ambiente totalmente distinto a lo que hasta ahora conoce y necesitará de su tiempo para acoplarse a todo lo nuevo que lo rodea.

Los padres deben procurar no alarmarse a cada pequeña señal de inquietud que el bebé demuestre. Tienen que recordar que para él los ruidos son nuevos y que aún no sabe distinguir que es cada cosa y que por naturaleza reacciona a cada cosa que escucha.

Durante los primeros días, el infante tiende a dormir la mayor parte del tiempo, gradualmente, la duración del sueño se irá reduciendo, pero debe permitirse al niño establecer esta reducción por propia iniciativa.

El bebé se despertará por instinto cuando esté hambriento o molesto y con ello hace que le prestemos la atención y resolvamos lo que necesita. Si esto no sucede así, se le debe despertar a intervalos regulares para que tome su alimento e irle creando un horario. Para el séptimo u octavo mes, deberá dormir dos largos periodos de algunas horas, uno por la mañana y el otro por la tarde. Y sin interrupciones por la noche durante 12 horas aproximadamente.

El momento del cambio de pañales es algo que se tiene que volver rutinario y un ritual para el bebé. Solo así el pequeño se dejará mover y permitirá que lo aseen sin ningún problema, poniendo de su parte para que sea rápido y divertido.

Es importante que se establezcan horarios para sus actividad diarias, debido a que su régimen de vida durante el primer año ha de ser tal, que represente una buena iniciación hacia una saludable y alegre niñez.

Cuidando al recién nacido

Cuidados del recien nacido Es normal tener una intimidación frente a un ser tan frágil, algunas normas básicas para tener en cuenta es: tener cuidado en sostener el cuello y la cabecita del recién nacido, y es necesario hacer lo mismo cuando lo transporte en posición erguida o cuando lo deje sobre una superficie horizontal.

Lavarse las manos o utilizar antiséptico para manos, esto debido a que ellos no han desarrollado un sistema inmunitario resistente, de tal modo que son vulnerables a las infecciones, y solicitar de igual manera para todo aquel que vaya a manipular el bebé.

Asegurar bien al bebé cuando se lleve en el porta-bebés o en la silla para el coche, se debe sujetar con buena seguridad y limitar cualquier actividad que haga saltar al bebé o que sea demasiado brusca.

La postura correcta para acostar a un bebé después de comer es boca arriba, es la posición más segura y los gases le molestarán en menor medida. Y con esta posición se evita la muerte súbita. Tener directrices para el aumento de peso, en los primeros cinco meses, la gran mayoría de bebés duplican su peso y hacia el final del primer año, ellos suelen pesar tres veces más del peso en su nacimiento.

Por eso no es necesario pesar al bebé a diario y puede causarle una fuente de estrés innecesario. El pediatra es quien lleva un seguimiento exhaustivo, así si él detecta algo fuera de lo normal, tomará las medidas necesarias.

No hay porque preocuparse con las deposiciones del bebé, en general suelen hacer entre una y cuatro deposiciones al día los recién nacidos que se crían al pecho diferente a los que toman leche artificial. Las manchas de leche en la ropa es un olor desagradable para muchos, esto se puede quitar colocando una mezcla de agua y levadura (una cuchara pequeña para una taza de agua).

Así, no solo quitará el mal olor sino también la mancha. De igual manera no es aconsejable darle nada que no sea leche, ni siquiera infusiones y mucho menos nada preparado que se le haya comunicado con el fin de ayudarle a echar los gases.

Para el eructo que no es obligatorio pero que para la mayoría de los bebés los hace sentir bien la mejor forma es incorporarlos apoyándolos sobre el hombro o colocarlos boca abajo encima de las rodillas y se le da unas palmaditas en la espalda.

Consejos básicos sobre los cuidados del recién nacido

Consejos básicos sobre el cuidado del recién nacido De más está decir que un recién nacido es una responsabilidad grande; sin embargo no está de sobra hablar un poco sobre los cuidados que los padres deben procurar al o la bebé. Es necesario recordar, también que todos estos cuidados deben ir enfocados no solo a la higiene y alimentación, sino también a desarrollar sus habilidades motrices e intelectuales, sin dejar de lado lo emocional.

A continuación presentamos algunos consejos para padres, pero primordialmente dirigidos a los que por primera vez se enfrentan a la aventura de criar a un hijo.
  • Primeramente es importante que nuestro recién nacido reciba una buena alimentación, y pues no hay mejor alimento para el bebé que la leche materna. Los médicos pediatras recomiendan dar el pecho en los primeros 6 meses de vida como única alimento, a lo que puede seguir una dieta un poco más sólida, pero sin dejar de amamantar. La lactancia materna deberá ser constante los primeros 12 meses de vida
  • Es importante contar con una buena higiene para evitar cualquier problema. En los países latinoamericanos es común que a los bebes se les bañe a diario, sin embargo esto no es necesario cuando son bebés de pocas se manas de edad pues ellos no se ensucian con mucha facilidad por lo que un baño cada dos días estaría bien. Esto no quiere decir que el baño esté demás pero si no hace bastará con pasar unas toallas húmedas por todo el cuerpecito del o la bebé y tener asegurarse que el área genital quede bien limpia cuando se retire el pañal.
  • En lo referente a la salud de nuestros pequeños debemos consultar con el pediatra a edad es obligatorio poner las primeras vacunas. En ese calendario de vacunación encontraremos que las vacunas deben ser administradas des de los primeros días de nacido hasta la adolescencia. Dependerá del tipo de vacuna que se quiera usar y para las enfermedades que se quiera proteger. Las vacunas se usan para protegernos de enfermedades como el sarampión, el tétano y el papiloma humano, por mencionar algunas. Para tener un control adecuado de las vacunas, recomendamos consultar un calendario de vacunas.
  • No debemos olvidar enfocarnos en el desarrollo intelectual y emocional, para esto vamos hacer uso de todos los recursos que contemos tales como música, lecturas infantiles juegos en los que ellos vayan desarrollando sus habilidades motrices. Nosotros podríamos pensar que los bebés no se fijan en lo que está pasando a su alrededor, pero esto es totalmente falso; ellos descubren el mundo a partir de lo que ven, escuchan y sienten.

Cuidados del recién nacido cuando es prematuro

Para un bebé prematuro la importancia de la leche materna es igualmente excelente. La sabiduría del cuerpo de la mamá comenzará a producir leche especial para el bebé que nace antes de tiempo, la leche contendrá vitaminas, calorías y proteínas necesarias para las necesidades de este tipo de bebés. Es indiscutible que las células vivas de la leche materna lo irán a proteger de cualquier infección que se expone con mayor frecuencia estos bebés, ellos están en un riesgo más alto que otro bebé que nace en el tiempo estipulado y esto porque su sistema inmunitario no ha madurado completamente. Es importante ser consciente que la leche materna es la mayor fuente de proteína y los beneficios son altísimos, existen una gran variedad de fórmulas y suplementos nutricionales que han sido diseñados para los bebés prematuros pero en ningún momento lograrán proveer los anticuerpos y sustancias protectoras que el cuerpo de la madre produce a través de la leche. La lactancia beneficia enormemente a los bebés que nacieron antes de finalizar su gestación.

Cuidados del recién nacido cuando es prematuro Sin embargo, el tiempo para amamantar a un bebé prematuro dependerá de cuánto duró el embarazo y el estado de la salud de la madre, es común en algunos hospitales, alimentarlos con una sonda que se introduce por la nariz del bebé hasta el estómago y, así se le administra la leche que se ha extraído previamente del pecho materno, es la manera de asegurar que el bebé obtendrá el máximo de nutrientes cuando aún no ha desarrollado la capacidad de succión.

Lo importante es que el personal médico supervise éste tipo de alimentación en los bebés prematuros y en su cuidado, de igual manera se elaborará un plan para alimentarlo con la leche. Y el hospital no puede dar de alta al bebé hasta que éste no haya subido su peso y se alimente de manera directa desde el pecho de la madre o la botella.

La madre debe prepararse para dar de forma frecuente leche de pecho cuando él sea capaz de succionar del pezón, por lo general un bebé prematuro no bebe la cantidad necesaria de leche por lo que es necesario extraer leche del pecho para continuar estimulando su producción y guardar la leche para las tomas cuando se haga más frecuente.

Es básico que el doctor y personal médico te brinden la asesoría y ayuden a encontrar las posiciones más cómodas que permita a tu hijo beneficiarse de la leche natural.

Uno de los retos que la madre debe enfrentar si el bebé todavía es inmaduro para agarrarse después de su nacimiento prematuro es mantener la producción de leche y la estimulación. Para esto existe una manera práctica y cómoda y es utilizar una bomba de extracción que se utiliza en los hospitales la cual incorpora el doble sistema de recogida de leche. Estas bombas también se pueden alquilar para cuando ya estés en casa y durante las primeras semanas, hasta el momento en que estás completamente segura de que el bebé obtiene la leche suficiente para su crecimiento.

Recuerda que hasta la semana 32 de gestación no desarrollan el reflejo que les va a permitir realizar las tres funciones a la vez: succionar, tragar y respirar. De ahí la importancia del acompañamiento porque puede resultar difícil saber si el bebé está obteniendo la cantidad suficiente de leche al mamar.

Otra recomendación indispensable es no permitir que el bebé tenga un llanto continúo porque se sabe que al llorar se pierde energía valiosa para su desarrollo, es importante conocer las necesidades de tu hijo sobre todo cuando requiere ser amamantado.

Por lo general, cuando un bebé prematuro permanece callado es porque tienen hambre o el que este despiertos también es condición para que estén con deseos de ser amamantados. También es recomendable que se compre o alquile una báscula para medir cuánto pesa antes y después de cada toma y por supuesto saber cuánta leche es que el bebé está asimilando.

Otro dato estadístico e importante es intentar alimentar cada tres hora al menos al bebé durante unas ocho veces en el día. Es un horario que es flexible por lo que no te puedes regir de manera estricta, siendo así si sólo han pasado dos horas y parece que tiene de nuevo hambre no se puede dudar en amamantarlo. De igual manera se puede despertar para que tome su ración, de hecho estimular de esta manera puede abrir su apetito y lograr que se active la succión. Es una rutina en la cual puede resultar monótona pero junto al amor por tu bebé y el hecho de que logre nivelar su peso requerido puedes sentir mayor tranquilidad que él pueda salir adelante.

Es también importante solicitar ayuda a ligas especializadas en brindar asesoría y responder a las preguntas que tú como madre de un bebé prematura pueden ser muchas. Colocarte en contacto con otras madres que viven o han pasado por este proceso puede ser también opcional. O contratar los servicios de un consejero sobre lactancia puede ayudar a pasar la transición de bebé prematuro a bebé con el peso y las condiciones de su tiempo de nacimiento. Los médicos y personal especializado del hospital son garantes para que no te sientas solas y solicitar la ayuda necesaria frente a cómo tratar y sacar adelante a tu bebé prematuro.

De ahí que estés preparada para saber que solo es en dos o tres años que la gran mayoría de los bebés prematuros irán alcanzar su tope o hito de desarrollo distinto a los bebés de su misma edad. En algunos bebés muy pequeñitos van a demorarse un poco más en ponerse al día en su desarrollo, luego las diferencias con los otros bebés será pocas y será de acuerdo a la individualidad de cada uno sin intervenir acá en su parto prematuro. Por lo general, después de alcanzar a nivelar todo su desarrollo son bebés sanos y tendrán igual de oportunidades que cualquier otro bebé.

Cuidados del recien nacido: Detalles espeficicos

Cuando se llega a casa con un recién nacido los padres se llenan de dudas y temores porque ya se ven solos. En el hospital se sentían protegidos y además, el bebé dormía casi todo el tiempo. Es así que al llegar a la casa van a tener una serie de preguntas muchas de las más habituales giran en torno al cuidado del bebé. Entre los consejos que hay para todo lo relacionado con su cuidado tenemos, por ejemplo, si hay que cortar su pelo o cuándo se le corta sus uñas o cada cuánto hay que darles un baño y en qué horario, etc; siendo así, hay una serie de sugerencias al respecto.

El cordón umbilical

Una pregunta frecuente es con respecto a la cura del cordón umbilical, es de conocimiento que al dejar de recibir el aporte sanguíneo éste se momifica y termina cayendo en pocos días.

Ahora bien, cómo es su cura existe diferentes alternativas y del hospital en qué nació, así que algunos opinan que se debe utilizar alcohol de 70 grados centígrados, otros utilizando agua y jabón, mientras otro grupo afirma que no es necesario hacer nada. Lo cierto es que esto resulta indiferente el hecho de cómo curar el cordón umbilical.

Pero si llegase a expeler un mal olor o en su defecto supure o llegase a utilizar povidona yodada es necesario llevar de inmediato el bebé al pediatra.

Limpiar al cambiar el pañal

En el caso de cómo limpiar la zona del pañal, lo más recomendable es realizar este ejercicio al menos un cambio al día con agua y jabón. Y si puede ser más es mucho mejor siempre utilizando las toallitas.

Recordemos que dicha limpieza se hace desde los genitales hasta el ano, de arriba abajo buscando que las heces no toquen los genitales. Si después de realizar la limpieza el recién nacido no se irrita no hay que colocar nada. En cambia si sufre irritación, se debe colocar pasta al agua en cambios de pañal buscando que la zona perianal vuelva a tener el color rosado y sano.

Existe una sencilla manera de en casa hacer crema para bebés y es mezclando maicena con aceite de oliva.

Cortarle el pelo al bebé

El cortar el pelo es otra inquietud que algunos de los padres tienen. En este caso el corte de pelo se hace por una cuestión de estética. Pero, cortar el pelo no va a hacer que salga un pelo más fuerte, debemos saber que en los primeros meses el pelo del bebé se caerá mucho, solo hasta los seis meses es que comienza a salir su pelo definitivo.

Sin embargo, si los padres deciden cortar su pelo lo mejor para ello es utilizar unas tijeras de punta redonda y que el recién nacido se encuentre tranquilo para evitar el estrés o hacerle de pronto daño.

El color de piel del bebé

En cuanto a la coloración del bebé en el cual muchos padres se preguntan el por qué está tan amarillo es por el exceso de bilirrubina en la sangre, sustancia que se va a producir por la descomposición de los glóbulos rojos más antiguos y esto se debe además, porque el hígado del recién nacido es aún inmaduro y no puede procesar bien esta sustancia.

Por lo general lo que se hace para dar solución a este problema es colocar al bebé en las horas de la mañana a la luz solar, se puede sacar a pasear o colocar su cuna cerca a la ventana donde entra el sol. Y nunca exponer al bebé al sol de manera directa ni que le dé a los ojos.

El hipo en los bebés

El hipo es otro interrogante que los padres tienen cuando su recién nacido llega a casa, esto se debe porque su diafragma, que es el músculo que regula la cantidad de aire que entra a los pulmones todavía está inmaduro. Después de los tres o cuatro meses el hipo dejará de ser tan habitual. En muchas ocasiones para superar estos hipos se le puede dar un poquito de agua o cambiar la postura o recostarlo sobre el hombro dándole unos ligeros golpecitos en la espalda.

Rotación y cambio de posturas

Es recomendable cambiar la postura del recién nacido por la sencilla razón que los huesos del cráneo están blanditos y es posible que exista una deformación, si llegase a aparecer por lo general suele desaparecer con el tiempo y no queda secuelas, sin embargo, si llegase aparecer de nuevo es conveniente hablar con el pediatra para que sea él quien precise un tratamiento.

Otra razón es que si permanece siempre en la misma posición, dicha zona puede sufrir que su color se vuelva rojizo o morado o tal vez se quede totalmente pálida, el cual se le pasará en unos instantes cuando se le cambie de posición, pero muchos padres se asustan de primerizos. Por eso, al recostarlo en su cuna lo cambien y unas veces con la cabeza mirado al frente y otros a un lado y boca abajo.

El vómito de los bebés

Otro aspectos es el vómito después de comer pero esto se debe es a la inmadurez de su aparato digestivo. Suelen desaparecer antes de los seis meses, son llamadas regurgitaciones y muchas veces estas bocanadas son tan mínimas que esto no le hará perder peso.

Para que el recién nacido no sufra de estos vómitos tan seguido se recomienda dar de comer semi-incorporado, levantando la cabecera de su moisés al menos unos 30 grados, dar de comer despacio, dándole tiempo a que descanse a lo largo de la toma y jamás se debe acostar sin que él haya eructado.

Por último cuando lo coloques en su cuna se debe colocar su cabeza de lado evitando así que se atragante en el caso de que llegue a expulsar algo. Ahora bien, si a pesar de estas medidas el bebé sigue regurgitando o vomita de manera continua es necesario consultar al pediatra, quizá hay que cambiar su dieta.

Resequedad en la piel del bebé

En cuanto a la piel tan seca en el bebé recién nacido hace parte del proceso de adaptación a un nuevo ambiente el cual es mucho más seco, diferente al ambiente del vientre materno que era acuoso. Lo recomendable es hidratar con crema especial para bebés o aceite corporal durante varias veces al día.

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Los cólicos en bebés: Lo que debes saber

Los cólicos son un problema muy común en los bebés, y les ocurre al menos …