Beneficios de la lactancia materna

Es inevitable llegar al debate si es mejor la lactancia materna o la artificial pero todos los estudios concluyen que la lactancia materna es mejor que la artificial. Pero veámoslo del otro lado: la lactancia materna no tiene beneficios, la lactancia materna es lo normal, lo natural. Es el alimento que prepara el cuerpo de la madre para su bebé cuando nace y a lo largo de sus primeros años de vida y es el alimento que el bebé espera recibir de su madre. Eso es lo normal.

Beneficios de la lactancia materna La naturaleza es sabia y a lo largo de millones de año se ha ido perfeccionando. La lactancia materna es un proceso que se ha mantenido desde que nació el primer mamífero en la tierra.

Sin lactancia materna, no estaríamos aquí. Es lo que ha hecho sobrevivir a todos los mamíferos y la leche de cada especie se ha especializado para hacer crecer lo mejor posible a la cría de esa especie, además de adaptarla al ambiente en el que vive esa cría particular. La humana no es una excepción.

A nadie se le ocurriría darle leche de coneja a una cría de elefante, porque sus características son tan distintas que para todos es obvio que esa leche no le serviría al elefante. Pues con los humanos pasa igual. Entonces, lo normal es la lactancia materna de la madre.

Los estudios científicos no deberían plantearse como investigaciones sobre los beneficios de la lactancia materna, sino sobre los riesgos para la salud de tomar una leche que no es la de tu propia especie. De este modo, las conclusiones de tomar leche de fórmula son que el bebé tiene más probabilidades de enfermar, tanto de niño como de adulto, y su madre también. ¿A que no suena igual?

Estoy segura de que ya no se daría tan alegremente leche de formula a un bebé, sabiendo que se le está dando algo que no es bueno para su salud. ¿A que no se te ocurriría darle hamburguesas y patatas fritas durante dos años seguidos mañana, tarde y noche a tu hijo? Ahora bien, no digo que la leche de fórmula no sea útil en algún caso excepcional.

Al igual que un astronauta come comida preparada durante su tiempo en el espacio, un bebé particular puede necesitar leche de fórmula por alguna razón. Pero estos casos son muy raros y la leche de fórmula debería reservarse exclusivamente para estas excepciones. Ni los astronautas se pasan la vida entera comiendo comida enlatada, ni el resto de la gente tampoco.

Conoce las ventajas de la leche materna

La leche que produce la madre es el mejor alimento que un ser humano pueda tener.[/tweet_box] De hecho se considera que la leche materna es ÚNICA Y ESPECÍFICA para el ser humano y ninguna leche de origen animal puede imitarla. Además, la leche materna se  considera que está viva porque contiene células, nutrientes, hormonas, anticuerpos (defensas), etc., Y va cambiando continuamente según las necesidades del niño.

Durante los primeros 4 días, después de que la madre dio a luz, en su pecho solo se produce el calostro, que es un líquido amarillento y espeso, de escaso volumen pero muy rico en anticuerpos. No tiene muchas calorías, pero es lo único que necesita un recién nacido sano para adaptarse mejor al mundo exterior y protegerlo de infecciones. Pasando estos días, la producción de la leche materna es tan increíble, que esta va cambiando incluso a lo largo de una toma.

Es decir, en la misma toma la leche que produce la madre es más ligera y acuosa al principio y más grasa al final. Las glándulas mamarias, producen entre 2 y 20 ml por toma y aunque parezca muy poco, es suficiente para un recién nacido.

Debido a que el tamaño de su estómago es aproximadamente como el de su propio puño, así que no necesita grandes cantidades, pero sí tomas frecuentes y no solo los primeros días, sino durante varios meses, ya que su crecimiento es bastante rápido, debido a que los bebés suelen doblar el peso de nacimiento a los seis meses, y casi lo triplican al año de vida.

La primera leche que produce la madre, el llamado “calostro” tiene efectos laxantes y ayuda al bebé a evacuar sus primeras heces, que suelen ser de color muy oscuro, permitiendo que su intestino empiece a trabajar de forma adecuada y al mismo tiempo, eliminando la bilirrubina, que en exceso puede provocar un color amarillento de la piel.

Los días pasan y entre el 4º y el 6º día se produce un aumento brusco en la producción de leche, lo que algunas personas le llaman “subida de la leche” y que sigue posteriormente aumentando, conforme van pasando los días, hasta alcanzar un volumen de 600-700 ml/día entre los 15 y 30 días de que se dio a luz.

La leche que la madre produce durante este periodo, es la leche llamada “de transición”, la cual es de composición intermedia y va variando día a día hasta alcanzar la composición de la leche conocida como “madura” a los 15-30 días del Nacimiento del pequeño.

Esta leche, la llamada leche madura tiene una gran variedad de componentes nutritivos y no nutritivos. Siendo el volumen promedio de leche madura producida por una mujer, alrededor de 700-900 ml/día, durante los 6 primeros meses después de dar a luz.

Por eso siempre se dice que cada madre es capaz de producir la leche que su hijo necesita, aún si estos son gemelos, ya que la madre está habilitada a producir el volumen suficiente para cada uno de ellos, siempre que la lactancia sea demanda.

Conoce los nutrientes esenciales de la leche materna

Definitivamente la leche materna es considerada como el mejor alimento para los recién nacidos. Ahora bien, el proceso de la lactancia ocurre con la ayuda de dos hormonas: la oxitocina y la prolactina.

Esta última promueve la producción de la leche materna mientras que la oxitocina estimula la secreción de la misma. Existen unos receptores localizados alrededor de la areola y el pezón y cada vez que el bebé comienza a succionar se estimulan estos. Dichas sensaciones táctiles van a crear impulsos que llegan al cerebro (la oxitocina se produce en la hipotálamo y la hipófisis la secreta) esta secreción de la oxitocina produce la contracción de los conductos mamarios resultando en la eyección de la leche.

La leche materna varía con la hora del día y con el paso de los días también en una misma madre; la leche materna es una suspensión acuosa de células, hormonas, nutrientes, inmunoglobulinas, factores de crecimiento, enzimas, etc, que posee una compleja interrelación entre la madre y su bebé, no es uniforme esta suspensión sino que tiene una composición variable.

Todas éstas son funcionales y la leche materna se adapta a las necesidades individuales de cada lactante, así por ejemplo, si se alimentan mellizos, estos tienen preferencia por un pecho determinado y lo más sorprendente es que cada pecho produce un tipo de leche diferente adaptada a la necesidad del pequeño.

Ahora bien, los componentes de la leche materna y la función de los mismos se encuentran:

Agua

Contiene 88% de agua cuyo aporte es la cantidad necesaria para el bebé durante el periodo de los primeros seis meses, de ahí que no necesiten beber agua en forma adicional, incluso si el país es de temperatura alta. Si se opta por darle agua se puede correr el riesgo que el bebé contraiga diarrea u otra enfermedad.

Proteínas

Contiene el 0.9% de la leche materna, ésta produce lacto suero (proteínas del suero), caseína, nitrógeno no proteico y mucinas. Estás se producen en la glándula mamaria, excepto la seroalbúmina que llega a través de la circulación materna.

La caseína constituye el 30-40% de las proteínas mientras que el lacto suero el 60-70% de la misma. La función más esencial de la caseína es el aporte de aminoácidos, fósforo y calcio al bebé. Además que digerirla es mucho más fácil esto debido que los coágulos que se forman son blandos en comparación con la leche de vaca. Se destaca también la beta caseína por ser la más abundante de las caseínas.

De igual manera la leche materna contiene gran cantidad de inmunoglobulinas (anticuerpo) se destaca principalmente la IG A. El calostro precisamente es rico en IG A, especialmente al segundo día del parto. La IG A representa el 90% de todas las IG presentes en la leche materna. Los anticuerpos IG A se unen a bacterias y virus e impiden que penetren la mucosa intestinal inhibiendo la colonización de estos patógenos en el intestino del bebé.

Grasas

Las grasas, llamadas también lípidos, forman el 3 a 5% de la misma son el componente con mayor variación de la leche materna. La grasa es el vehículo de vitaminas liposolubles favoreciendo así, la absorción  y es además fuente de ácidos grasos esenciales. El total de calorías de la leche materna se representa entre un 40 a 50% y el bebé es capaz de absorber fácilmente, casi más del 90%.

Los principales lípidos que se encuentran son los fosfolípidos, triglicéridos, ácidos grasos y esteroles. Entre los ácidos grasos más abundantes se encuentra el ácido oleico (mono insaturado), el palmítico (saturado) y el ácido linoleico (poliinsaturado – ácido graso esencial). Se sabe que los ácidos grasos de la leche provienen de los lípidos circulantes de la madre de la dieta, de los depósitos maternos y en una menor medida por la nueva producción de los mismos por parte de las glándulas mamarias.

La leche humana es rica en omega 3, a su vez del ácido docosahexanoico (DHA) y el eicosapentanoico (EPA), importante para el desarrollo del sistema nervioso central y en la agudeza visual. Los ácidos grasos omega 3 y 6 son esenciales porque no pueden ser producidos por el organismo.

Igualmente la leche materna contiene lipasa que es una enzima que facilita la digestión de los lípidos. Esta se encuentra inactiva en la glándula mamaria y en el estómago del bebé pero se activa al llegar al intestino por la presencia de sales biliares.

El rol más importante de la lipasa es la producción de lípidos antimicrobianos.  Igualmente a lipasa es responsable de la inactivación del parásito Giardia Lamblia.

Minerales

Contiene todos los minerales necesarios para el bebé. Ahora bien, es menor que los que contiene la leche de vaca, sin embargo, la absorción de los mismos es muy alto. El contenido bajo de minerales como: potasio, sodio y cloruro promueve para el bebé el buen funcionamiento renal favoreciendo la  capacidad metabólica del infante.

La lactancia materna en nuestra sociedad

La forma natural de alimentación y que definitivamente va a contribuir a una mayor efectividad en el desarrollo físico, emocional, psicosocial e intelectual del niño, es la lactancia materna.  Los nutrientes que proporciona tanto en cantidad como en calidad son los más óptimos para el desarrollo y crecimiento de sus órganos, en especial los del sistema nervioso, de acuerdo a las necesidades específicas en cada niño o niña.

La lactancia materna en nuestra sociedad Los estudios reconocen que desde los inicios de la humanidad, las madres han tenido la costumbre de amamantar a sus hijos como un acto propio de la naturaleza humana.  Y hoy día con los avanzados estudios aseguran los expertos que es un acto de amor que prodigan las madres con sus hijos, viéndose reflejado en el crecimiento de los niños.

Sin embargo, todavía, sigue siendo insuficiente las campañas y la concientización de las madres de hoy  por procurar dar la leche materna a sus bebés.

Es un cambio generalizado de costumbres que interfiere con la alimentación sana de la leche materna. Entre estos factores culturales que afectan enormemente la práctica de la lactancia es la introducción en la alimentación de leches de fórmula o alimentos diferentes como jugos, sopas, agua y hasta leche de vaca, durante estos primeros seis meses de vida del bebé.

Algunos consideran que la cultura del biberón interfiere con el correcto amamantamiento, o en la introducción de otros tipos de alimentos para el momento en que ya no se produzca la leche materna. Y ni que mencionar que algunas madres sienten vergüenza de amamantar a sus bebés en público o de las presiones sociales de poder  perder su belleza física.

La leche materna ofrece una infinidad de beneficios biopsicosociales, enriqueciendo la vida familiar entre otros, de allí la existencia de leyes en algunos países del mundo que protegen la lactancia como un entorno de unidad familiar.

Datos curiosos sobre la lactancia materna

  • La lactancia materna puede salvar más vidas y prevenir más enfermedades que ninguna otra estrategia de salud que se haya inventado (Lutter, 1990).
  • La leche materna contiene un balance ideal de nutrientres para le desarrollo del cuerpo y el crecimeinto del cerebro a su maxima capacidad, los bebés lactados son más inteligentes.
  • Este líquido es mucho más que comida; es una «medicina» que se usa para muchos propósitos curativos, rica en factores anti-infecciosos que protegen a los bebés de infinitas enfermedades.
  • Los niños lactados son menos propensos a sufrir de infecciones que los bebés que toman sustitutos de leche materna o fórmulas.
  • Los bebes NO lactados sufren de infecciones gastrointestinales 5 veces MAS que los lactados, y no es por falta de higiene, hasta en las mejores condiciones de higiene, como quiera, los bebé lactados ganan. (Howie et al; 1990).
  • En condiciones difíciles donde las enfermedades diarréicas son comunes, el bebé NO lactado tendra 14 veces más probabilidades de morir que los lactados.
  • La lactancia exclusiva y total al pecho es lo que se recomienda para los bebés hasta alrededor de los 6 meses y luego junto con la introducción de alimentos se sigue lactanco hasta que mamá y bebé deseen terminar.
  • Hasta los bobos o chupetes pueden interferir con la lactancia materna, por el riesgo de infección y por que pueden reducir las succiones del bebé al pecho de su madre haciendo que su producción de leche disminuya.
  • El éxito de la lactancia depende de comenzar temprano y a demenda, cada vez que el bebé lo pida, mientras más lacte al pecho, más leche se producirá para él.
  • La lactanica materna se adopta al clima haciendo que la proporción de líquidos satisfagan las necesidades del bebé en relación con la temperatura y la humedad del ambiente (WHO Working Group on Infant Feeding, 1991).
  • Las aguas y otros líquidos para bebés lactados son innecesarias y son un riesgo para estos bebés (WHO WK Group on Infant Feeding, 1992).
  • La introduccion de alimentos se recomienda alrededor de los seis meses y seguir lactando al bebé por 2 años o hasta que mamá y bebé lo deseen terminar, esto le asegura un balance en su dieta y proteje contra enfermedades y en muchas partes del mundo significará poder sobrevivr o no morir (Briend et al., 1988).
  • Los bebés lactados tienen menos severidad en las enfermedades y menos hospitalizaciones si se llegan a enfermar (Fallot et al; 1990).
  • La lactancia materna reduce los riesgos de infecciones de orina (Piscane et al; 1990)
  • Los bebés lactados padecen de menos infecciones del oido (Facione, 1990)
  • La Lactancia Materna previene contra la Diabetis temprana (Merrett et al; 1988).
  • Contra alergias (Meyer et al; 1988)
  • Contra muerte súbita en la cuna (Mechelle et al; 1991).
  • Los niños lactados salieron mejor en exámenes de desarrollo mental en la edad escolar (Rogan and Gladen 1993).
  • Los bebés prematuros que recibieron leche materna por tubos o directo del pecho de sus madres que los lactaron, redujeron significativamente su muerte por enterocolitis necrozante (Lucas & Cle 1990).
  • Los bebés lactados hacen mejor uso de inmunización (Hahn-Zoric et al; 1990).
  • Los lactados tienen menos probabilidades de sufrir cancer en la niñez (Davis et al; 1988) o enfermedades del intestino (Kolezko et al; 1989).
  • Aunque la dieta y su estilo de vida sea importante en un adulto, el haber sido lactado cuando niño puede protegerlo contra enfermedades coronarias del corazón (Barker & Osmond 1986).
  • Hasta los dientes y su paladar estaran mejor formados si usted fue lactado (Labbock & Hendershot, 1987).

Dudas comunes sobre la lactancia materna

Algunos de las preguntas más comunes que se le puede presentar aun madre primeriza son las relacionadas con el tamaño del pecho o con la forma de los pezones. En cuanto al tamaño del pecho aclarar que porque el pecho sea pequeño no quiere decir que tenga o fabrique menos leche, tendrá suficiente para saciar al bebé.

Dudas comunes sobre la lactancia materna Por otro lado tener los pezones planos o invertidos tampoco tiene porque ser un problema ya que el pezón sufre cambios durante el embarazo y el bebe no solo se agarra a  el, sino a parte del pecho.

Otra falsa creencia que me ha llamado mucho la atención es que si la madre bebe mucha leche aumenta la producción de leche materna. Muchas madres piensan que si al acabar la toma el niño llora quiere decir que tiene más hambre. El niño puede llorar por cualquier cosa, no porque tenga hambre. Si llora le puedes ofrecer el pecho otra vez, no tienes que darle biberón.

Otras madres relacionan la vuelta de la menstruación con el fin de la lactancia y no tiene nada que ver, mientras que el bebé siga tomando el pecho este va a seguir fabricando leche. También se piensa que si el niño no coge peso rápidamente no está comiendo suficiente, no olvidéis que cada persona tiene un patrón de crecimiento diferente, porque un bebe este gordo no quiere decir que esté sano, no es necesario sobrealimentar a los niños.

Como la lactancia ayuda al vínculo entre la madre y el bebé

Como la lactancia ayuda al vínculo entre la madre y el bebé Un periodo esencial en la vida de un recién nacido es la lactancia, la madre ofrece un alimento que es básico a las necesidades del bebé. Y no es solo un alimento nutricional sino también el aspecto emocional por el vínculo afectivo que se da entre la madre y su bebé va a constituir una experiencia única y singular.

Siendo así, las glándulas mamarias se preparan para la lactancia desde la época de la adolescencia donde existe un aumento en el tamaño de las mamas, el pezón y la areola. Esto debido a los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo que van a provocar el crecimiento mamario, un aumento de los conductos y los alvéolos, así se establece el punto inicial y formal de la lactancia. Y es el lactante el que estimula la producción y secreción de la leche.

En estudios al respecto, se ha demostrado como los niños y niñas amamantados van a presentar mayor agudeza sensorial (tacto, olfato, visión, gusto, audición) que los que recibieron en los primeros meses biberón. E igualmente está demostrado que la interacción entre madre e hijo influyen notoriamente en el desarrollo psicomotor y se replica de manera significativa en su desarrollo emocional.

Beneficios de la leche materna

La leche materna es la más conveniente para su bebé. A pesar de los avances que se han logrado estos últimos años en la modificación de las leches en polvo, cuya composición cualitativa y cuantitativa de sus nutrientes se aproxima cada vez más a la leche materna, ésta contiene decenas de elementos beneficiosos para el bebé que jamás se encontrarán en la leche artificial. Son, por ejemplo, los anticuerpos que protegen al bebé de las infecciones (ver la ficha relativa a la composición de la leche materna ).

Beneficios de la leche materna Por otro lado, la leche materna, que ya contiene encimas de digestión, se digiere rápidamente y muy bien, transformándose en pequeños copos en el estómago. En el intestino, permite el desarrollo de bacterias benignas.

Está siempre disponible, a la temperatura adecuada y estéril, no necesita preparación alguna, ni manipular y esterilizar biberones, lo que es muy práctico, sin importar el lugar en el que usted se encuentre. Además, es muy económica.

Es importante considerar que la leche materna va a favorecer el desarrollo físico e intelectual, además, de un crecimiento adecuado en los bebés. De igual manera, esta primera leche, el calostro como es llamada, regula la digestión y crea las defensas propias para la protección de enfermedades e infecciones. Y va a satisfacer la necesidad de alimento y calma la sed en los bebés.

Beneficios de la lactancia materna

La lactancia materna es algo totalmente natural, es algo para lo que el cuerpo de la mujer está biológicamente preparado y antropológicamente hablando, se podría decir que la principal razón que tenemos para amamantar a nuestros hijos es porque somos mamíferos. Esto quiere decir que el organismo femenino, tanto física como mentalmente está diseñado, desde que existen las mujeres sobre la faz de la tierra, para alimentar al ser que ha procreado. Característica que todos los mamíferos compartimos.

Alimentar a los hijos es un acto de amor, alimentar directamente a las crías es algo totalmente natural, alimentar a los hijos con lo que el propio cuerpo produce naturalmente para ellos, es proporcionarles todos los nutrientes que los recién nacidos necesitan para estar sanos y fuertes.

problemas durante la lactanciaLa leche materna es ecológica, no contamina el medio ambiente, ni necesita un envase especial para su almacenamiento y además de todos los beneficios físicos, psicológicos y afectivos para ambos (madre e hijo).

Dar el pecho, es una forma totalmente natural de mantener la economía de la familia estable y equilibrada, ya que el alimento es gratuito y está disponible con la temperatura adecuada a cualquier hora del día durante todo el tiempo que se requiera.

Dar el pecho al recién nacido, es el mejor recibimiento que se le puede ofrecer a los bebés, porque simple y sencillamente es para lo que su organismo está preparado, para lo que su pancita, su estómago está diseñado.  Y al mismo instante se convierte en la mejor dieta para la madre, quien logra bajar de peso y mantener en forma solo por dar pecho a su bebé.

El calostro (la leche que el cuerpo de las mujeres produce desde el séptimo mes de embarazo hasta de 3 a 7 días después del parto), es rico en anticuerpos y glóbulos blancos que van a proteger al bebé de infecciones graves durante sus primeros días de vida, y lo va a estimular a mamar frecuentemente. Además esta primera leche que produce el cuerpo de la mamá, es laxante, lo que va ayudar al recién nacido a eliminar las primeras heces que produzca. Estas heces, las primeras que deseche el recién nacido, son de color muy oscuro, en un estado normal.

Alimentar a tu bebé con leche materna te evitará tener que levantarte a preparar el biberón, esterilizarlo, o salir en el medio de la noche a conseguir leche porque se acabó y otros molestos problemitas. A la hora de salir a algún lugar evitarás también cargar con bolsos y demás objetos fastidiosos. La leche materna está disponible a toda hora y en cualquier lugar.

Toda madre puede organizarse y alistarse para la lactancia materna. Desde la preparación del pezón durante el embarazo (el cual se dispone mejor si lo frotas suavemente mientras tomas una ducha) hasta el saber colocar a tu bebé en la posición más cómoda para ambos son algunos de los aspectos a tener en cuenta para que tu hijo sea dueño de ese hermoso regalo que puedes solo darle tú, su madre.

Beneficios de la lactancia materna para la madre

Dentro de los grandes beneficios de la lactancia para la madre está una recuperación mucho más rápida, debido a que la madre pierde el peso ganado durante el embarazo más rápidamente, además es más difícil que ella padezca anemia tras el parto, también un menor riesgo de hipertensión y depresión posparto. Y se ha establecido una menor frecuencia de osteoporosis y los cánceres de mama y ovario.

Pero esto no acaba, las madres que dan lactancia obtienen beneficios como

  • Da lugar a que el útero tome su tamaño normal más rápidamente.
  • Disminuye hemorragias y sangrados.
  • Previene cáncer de mama.

Asimismo, las mamás disminuyen cualquier riesgo de cáncer de seno o cáncer de ovarios. Si se amamanta con frecuencia se logrará producir más leche de manera rápida y de gran cantidad. La lactancia ayuda igualmente a que el útero vuelva pronto a su tamaño real y colabora con la pérdida del sobrepeso al utilizar más calorías de lo normal.

Beneficios de la lactancia materna para la madre Otro aspecto importante por destacar es que la leche materna pospone la ovulación, esto significa la no menstruación. El hecho de dar de mamar va a tardar el proceso de menstruación, hasta casi un año, en algunos casos. Cosa contraria sucede en las madres que eligen una alimentación artificial lo cual prácticamente la menstruación va aparecer entre seis y ocho semanas después del parto. El no menstruar permite tener una reserva de hierro, previniendo así la anemia y mejorando la leche materna tanto en calidad como en cantidad.

Además ahorra tiempo y dinero al no tener que comprar y preparar fórmulas de leche o los biberones. Indudablemente beneficia el vínculo de amor con su bebé al sentir confianza y afecto por la criatura. Como también la disponibilidad inmediata para satisfacer la sed o el hambre.

Es así, que el alimento ideal para el bebé trae para la madre muchos beneficios no solo a corto plazo sino a largo plazo también. Entre otros, se encuentra la pronta recuperación postparto, debido a que la hormona oxitocina está relacionada con el surgimiento de sentimientos como el amor, el apego, la felicidad. Niveles elevados de esta hormona durante la lactancia materna va a permitir estar menos propensa a padecer depresión postparto y ayuda a establecer el vínculo especial entre madre e hijo.

Dar leche materna a tu bebe brinda un importante  para el sistema óseo, osteoporosis, prevención de fracturas, artritis, ya que durante el embarazo los huesos se debilitan, ya que los nutrientes van primero a las necesidades del bebé. Dar de mamar ayuda a traer esos minerales de vuelta a tus huesos. A largo plazo, contribuye a disminuir cualquier fractura de la cadera en la menopausia o padecer osteoporosis y artritis. Mientras que las mujeres que no dan de mamar tienen un riesgo cuanto veces mayor de padecer osteoporosis.

Desde el punto de vista psicológico, dar pecho permite a la madre establecer un estrecho contacto físico, simbólico y privilegiado con el bebé, que tiene todos sus sentidos despiertos en el momento de la toma (oído, olfato, tacto). Durante este contacto , el bebé se sienteseguro, tal y como estaba en el vientre materno. Se establece un vínculo afectivo sólido e intenso muy bonito.

Beneficios de salud para la madre lactante

  • Cuando una madre diabética lacta, ésta necesita menos insulina.
  • Mientras más se haya lactado, más se reduce el riesgo de cancer del seno, de los ovarios y cervical (Brock et al; 1989 Davis et al; 1989) (UK National Case- Control Study Group 1993).
  • La madre que lacta exclusivamente al bebé tendrá un 98% de protección contra otros embarazos, el cual es equivalente a otros métodos modernos para espaciar embarazos (WHO Working Group on Infant Feeding, 1992b).
  • El contacto de piel a piel entre mamá y bebé estimula la hormona Prolactina que puede aumentar los sentimientos maternales (Karolinska, 1991). Estos sentimientos maternales y de protección de la cria pueden protegerlo de maltrato y abandono por parte de su madre. En países donde se ha mejorado y aumentado la lactancia debido a haber mejorado y cambiado las prácticas hospitalarias para que no haya separación entre la mamá y su bebé, se ha encontrado una reducción en el abandono de bebés por sus madres (UNICEF, 1992).
  • La lactancia materna beneficia la ecología y el ambiente. Cuando no se lacta aumenta la basura y los desperdicios de botellas, tetillas, 500 latas de fórmula al año por cada bebé, cajas, máquinas esterilizadoras, contaminación y desperdicios innecesarios para el ambiente. (Rohde, 1982, Radford, 1992).

Como la lactancia te ayuda a adelgazar después del parto

La lactancia es la manera más rápida para reducir el peso ganado durante el embarazo y prevenir el riesgo de obesidad, además podrás eliminar la grasa abdominal y de caderas que puede ser difícil de erradicar.

Según los científicos, entre más tiempo se amamante, más peso se pierde, por lo que será más fácil para ti recuperar el peso que tenías antes de estar embarazada, pero entonces, ¿cómo es que pasa todo esto?

En el transcurso de la gestación el cuerpo almacena reservas para la producción de leche materna, por lo tanto, al amamantar al bebé, el organismo sigue produciendo leche utilizando las reservas de energía que había guardado para tal fin, y es así como se termina quemando grasa ¡es así de sencillo!. Hay estudios científicos que revelan que las madres que ganan alrededor de 12 kilos logran fácilmente recuperar su peso de antes del embarazo cuando mantienen la lactancia materna exclusiva durante seis meses.

La lactancia materna también aporta otros beneficios para la salud de la madre, ya que ayuda en gran medida a la recuperación postparto: favorece la recuperación del tono y tamaño del útero, reduce las posibilidades de contraer cáncer de mama y ovario y minimiza el sangrado posterior al parto.

Aunque ya hemos explicado que la lactancia materna ayuda a quemar grasa y perder peso, hay que tener en cuenta ciertos factores que podrían impedir que adelgaces, por ejemplo hay mujeres que consumen más calorías de las que queman al amamantar.

Por eso se recomienda que hagas algo de ejercicio y mantengas una alimentación saludable pero sin exagerar, solo trata de no caer en los excesos de comida, comer más natural y moverte un poco. En otros casos, la obesidad puede derivarse del factor genético. Para resolver cualquier duda al respecto o para conseguir respuestas a tu caso en particular, lo ideal es acudir al nutricionista.

La importancia de la lactancia para los bebes

Los expertos señalan que los bebés que son lactados difícilmente serán obesos cuando sean adultos. También tienen menos episodios de diarrea, problemas respiratorios, otitis y anemia.

La lactancia ayuda a construir ritmos y hábitos, lo que les genera sentimientos de confianza y seguridad. Con la mirada, las caricias y voz de la madre durante la lactancia, el bebé empieza a construir las relaciones con los otros. Asimismo, le permite desarrollar habilidades básicas para comunicarse asertivamente: mirar a la cara, tomar turnos, interactuar y sonreír.

Las primeras conversaciones del niño con su madre se dan durante la lactancia esto permite que haya desarrollo socio-afectivo y conexión de la madre con su bebé. Para las madres, la lactancia desarrolla en su cuerpo una actividad hormonal que mejora el estado de ánimo y desarrolla un efecto tranquilizador que le permite una mayor respuesta y tolerancia al llanto de su hijo.

Mejora la salud cardiovascular y ayuda a ajustar el peso, porque la reserva de grasa almacenada durante el embarazo se utiliza como fuente de energía para producir la leche materna y reduce las hemorragias maternas en el post parto, además de prevenir el cáncer de seno.

Por otra parte la lactancia materna también garantiza el fortalecimiento del sistema inmune del bebe ya que la ingesta de ella permite que el bebe genere los anticuerpos necesarios para asi poder hacer frente ante infecciones o afecciones que se le presenten no solo en su etapa de bebe sino que le permitirá poder edificar todo un mecanismo que le será útil a lo largo de toda su vida sin embargo, siempre es importante suministrarle las vacunas respectivas.

La lactancia materna también le permitirá en caso de algún problema estomacal poder corregir la flora bacteriana ya que en la lech materna se encuentra contenida todo y absolutamente todo lo que el bebe requiere para sus primeros años de vida de allí radica el interés supremo de darle leche materna el tiempo recomendado que según la Organización Mundial de la Salud es de mínimo dos años.

Por ultimo vale la pena destacar que os nutrientes de la leche materna están íntimamente relacionados con la correcta ingesta de alimentos por parte de la madre es decir, en la etapa de lactancia debe tener una dieta sana que permita así transmitirle a el bebe lo sano que ella consume porque si llegara a haber algún desequilibrio nutricional en la madre este se trasladara al bebe inevitablemente.

Beneficios de la lactancia materna para el bebé

lactancia despues de una cesareaLa leche materna está considerada como garantía para evitar las muertes de muchos bebés y mejora indudablemente las condiciones de salud en general. Favorece el crecimiento y el desarrollo físico e intelectual de los infantes. Satisface las necesidades alimentarias de los niños y la sed de ellos.

Es importante saber que el calostro regula la digestión de los bebés, además de poseer las defensas para protegerlo de infecciones y enfermedades. Combate y previene problemas respiratorios, diarreas, diabetes, problemas digestivos, desnutrición, alergias y deshidratación.

El bebé desarrolla los distintos músculos de la cara gracias a los esfuerzos de succión y el número de fallecimientos por muerte súbita es menor en los bebés alimentados con leche materna.

La leche materna es el mejor alimento

La leche materna es considerada el mejor alimento para los bebes, dar leche materna trae ventajas tanto para él bebe como la madre, contiene todos los nutrientes que necesita el bebe para crecer sanamente, el crecimiento del bebe se aumenta considerablemente al tomarla, existe una gran formación y desarrollo de tejidos.

En cuanto al bebé son múltiples los beneficios debido a que la leche materna contiene todo lo que el niño necesita durante los primeros seis meses de vida, favoreciendo no solo su crecimiento y maduración sino su salud total. La protección de los componentes de la leche materna lo protegen de catarros, neumonía, bronquitis, otitis, diarrea, infecciones de orina, mientras su sistema inmunitario completa su desarrollo.

mitos de la lactanciaLa leche materna tiene los nutrientes exactos que todo niño necesita en cada momento de su vida en la etapa de lactante, es de fácil digestión y se produce en la cantidad exacta que ellos requieren, tiene efectos anti-infecciosos, que ayuda a prevenir algunas enfermedades crónicas como: la obesidad, la hipertensión arterial, la diabetes, el asma, alergias, algunos tipos de cáncer (como la leucemia), la muerte súbita del lactante, etc.

La leche materna y sus beneficios para toda la vida

Son grandes los beneficios inmediatos y de largo plazo para el recién nacido y se ha comprobado como la leche materna contribuye a mantener una buena salud durante toda la vida, de igual manera los estudios han demostrado que los adultos que de pequeños tuvieron lactancia materna suelen tener una tensión arterial más baja, menos tasas de sobrepeso, menos colesterol y diabetes de tipo 2.

Por último, recientes estudios muestran que los adultos que han sido alimentados con leche materna tienen menos problemas de obesidad, problemas cardio-vasculares o de hipertensión arterial.

Otros beneficios de la leche materna

En cuanto al beneficio para el bebé es que le va a ayudar a prevenir y combatir los problemas respiratorios, digestivos, diarreas, desnutrición, deshidratación y algunas alergias.

Le mencionaremos a continuación algunos de los beneficios para el bebe al tomar leche materna:

  • Ayuda en su desarrollo neurológico.
  • Los protege contra alergias.
  • Contiene nutrientes vitales para el bebe.
  • Alto contenido de anticuerpos y anti-infecciosas, mejorando el sistema inmunológico del bebe.
  • Mejora el desarrollo dental.
  • Protege al bebe contra infecciones gástricas, intestinales, respiratorias y auditivas.

Entre la evidencia científica señalan que la leche materna tiene un alto grado de beneficios como los siguientes:

Nutrición saludable

Durante el primer año de vida del bebé la leche materna está altamente enriquecida porque contiene nutrientes tales como: vitaminas, minerales, proteínas, grasas, hidratos de carbono y agua; con todo esto es muy superior a las fórmulas derivadas de la leche de vaca y de otras fuentes. Es de conocimiento que la lactosa, que es el hidrato de carbono más abundante en la leche materna, aporta una buena absorción de magnesio, calcio, fierro y oligoelementos en el niño, de ahí que un niño o niña amamantado no requiera de otro alimento (sólido o líquido antes de los 6 meses de vida.

Una mejor digestión

La leche materna tiene un alto contenido en enzimas digestivas, proteínas y factores de crecimiento, que favorecen una mejor digestión para el bebé, debido a que el desarrollo de la mucosa intestinal va a evitar el ingreso de proteínas extrañas que son las que producen reacciones alérgicas y también va a contribuir enormemente al desarrollo del tubo digestivo del niño o niña. La leche materna tampoco provoca microhemorragias que sí han sido demostradas en los bebés que se alimentan con leche de vaca. Siendo así, sigue como mejor opción para tener menos dolor y llanto y menos problemas digestivos, amamantar con leche materna.

El beneficio inmunológico

beneficios de la leche materna El recién nacido es dependiente de la inmunidad que recibe de la madre a través de la leche materna, la presencia de inmunoglobulinas, lisozima, lactoferrina y células linfocíticas vivas en la leche de la madre es lo que produce un óptimo apoyo inmunológico contra bacterias y virus. Lo protege contra la Salmonella, E.coli, B.Pertussis, virus Polio e infecciones respiratorias. Siendo así, amamantar a tu hijo en los primeros meses,  evitas que la enfermedad lo afecte más adelante.

Si todos los niños fuesen alimentados con la leche materna desde el nacimiento, sus condiciones de vida mejorarían, porque la leche materna es el alimento perfecto del niño durante los seis primeros meses de vida y hasta los dos años en forma exclusiva. Además que se puede evitar enfermedades, se podría salvar la vida de muchos niños, solo con el hecho de que las madres dieran lactancia natural a sus bebes, debido a las propiedades que esta tiene.

Resumiendo, la leche materna tiene todo lo que un bebé necesita, por ejemplo, no requiere ni jugos, ni agua, nada diferente. Posee todas las proteínas, vitaminas y grasas en la cantidad exacta. Se digiere bien y no existe riesgo de constipación en los bebés. Está siempre lista y disponible, permanece en la temperatura ideal, no se echa a perder; es la vacuna natural contra todas las enfermedades infectocontagiosas y nos ayuda a ahorrar dinero.

Beneficios de la lactancia materna

Beneficios de la lactancia materna

Enlaces externos sobre la lactancia materna

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Mitos de la lactancia materna

Durante el período de lactancia, las madres usualmente se preguntan si su hijo recibe la …