Consejos para el parto

Muchas cosas podrás escuchar sobre que es lo que tienes que hacer para tener un buen parto. Infinidad de consejos, de experiencias y recomendaciones te serán dados a lo largo de tu embarazo.

Tu misma querrás hacer exactamente lo mismo que hiciste durante tu primer embarazo, olvidando un poco que cada parto es totalmente diferente y obstaculizándote un poco el pasar por nuevas sensaciones.

Por eso nunca está de mas que te informes un poco si es tu primer bebé o aunque ya lo hayas hecho en tu primer embarazo, porque el hecho de tener un hijo es muy muy muy importante en tu vida y cuanto mas informada estés, esta experiencia será mejor para ti, tu pareja y tu hijo. Además, en un segundo o tercer embarazo, de seguro descubrirás muchas cosas nuevas que en tu primera experiencia pasaron de largo.

Consejos para el parto

Como ya habrás escuchado, existen muchas formas de tener un parto y la única que puede escoger la mejor forma de dar a luz una nueva vida eres tú. El estilo que te guste será correcto: partos naturales sin anestesia, con anestesia, en el agua, haciendo yoga, por medio de cesárea, etc.. Lo que si es cierto es que por lo general, las mujeres que se deciden por tener un parto natural sufren menos cantidad de dolor que aquellas mujeres a las que se les induce o estimula el parto.

Como otro dato que debes de tener en cuenta, es recordar que el romper la bolsa de las aguas, no significa que estés de parto en ese momento. Recuerda: Si las aguas que salgan son claras, no hay ninguna prisa por llegar al hospital. Pero recuerda muy bien la hora en que rompiste en aguas y coméntaselo a alguien, es un dato que te pedirán en el hospital para poder pautar los antibióticos que te proporcionarán en caso de ser necesario.

Algo que es de mucha ayuda para lograr tener un buen parto, es el poder contar con la compañía de alguien durante todo el proceso del parto. Procura que a tu lado se encuentre alguien de tu entera confianza, ya que esto favorece en demasía el que haya menos dolor en ti y genera una mayor tranquilidad durante todo el proceso.

Algunas personas sugieren que para aliviar los dolores durante el parto puedes moverte, darte una ducha o permitir la anestesia epidural (la anestesia que aplican en los hospitales), que es la mas conocida y practicada actualmente. Recuerda: existen otras formas de administrar la anestesia, pregunta a tu médico todas las opciones a las que puedes recurrir y selecciona una en específico, para que cuando llegue el momento del parto, no tengas que tomar decisiones de último momento.

Y por último, recuerda que la postura para dar a luz, es muy importante, es fundamental para favorecer la salida del bebé. Entre mas escuches a tu cuerpo y mayor libertad de movimiento te permitas, será mas fácil que encuentres la postura que te haga sentir mas cómoda y ayude favorablemente la salida de tu bebé.

7 Recomendaciones para el Parto

7 Recomendaciones para el Parto

Estas embarazada, vas a dar a luz, hay momentos de angustias y algunas dudas que se vienen a la cabeza, ¿Alguna vez haz dicho alguna de estas frases?, Dame un consejo … que me recomiendas … aconséjame bien … pásame un tip para esto … imagino que Sí. Siempre andamos buscando consejos y asesoría para hacer las cosas más fáciles y obtener mejores resultados. Para hacer las cosas más rápido o con menor dificultad y el momento del parto es una situación que siempre causa un poco, o un mucho, de temor y de miedo.

Posiblemente no te demos aquí todos los tip´s para todas tus dudas, pero los tip´s que deseamos compartir contigo son realmente efectivos:

  1. Lo primero y lo más importante para Ti, es la confianza que le debes tener a tu cuerpo. A lo que se siente a todas y cada una de las señales que te manda. Tu cuerpo es el más sabio consejero, médico, partera y comunicador de lo que está pasando en tu interior.
  2. Si vas a dar a luz en un hospital, no tengas mucha prisa por llegar a el. En ocasiones, el simple hecho de entrar por la puerta del sanatorio, frena el proceso de parto, debido a que al irte acercando al lugar, te vas poniendo nerviosa y la adrenalina que generas, va frenando la generación de la oxitocina que tu cuerpo necesita para continuar con el proceso del parto. Y es por esto, que a muchas mujeres las regresan en la primera ocasión que entran al hospital, obligándolas a regresar en una segunda ocasión en pocas horas.
  3. Si llega a suceder que te regresen a tu hogar, tómalo con calma, sal del sanatorio, camina un poco por ahí cerca, relájate. Si todo va bien, regresa a tu hogar y date un baño relajante, no desesperes, la naturaleza sabrá avisarte con anticipación para que puedas llegar a tiempo al hospital.
  4. Si ya se rompió la fuente, si todo va normal y está en buenas condiciones y quieres ir limpia al hospital, bien puedes darte una ducha, eso no causa ningún problema. Solo recuerda que no se recomienda el baño de tina o en la bañera, solamente en regadera.
  5. Con anticipación checa tus papeles y tenlos a mano. Asegúrate de tener en un solo lugar todo lo que puedas utilizar como: los papeles del seguro, el teléfono de tu asesor de seguros, tu pasaporte si vas a dar a luz en el extranjero, radiografías, ultrasonidos, cartilla de sanidad, etc. Prepara todo esto cuando estés en calma y llévalo contigo.
  6. Cuando haya nacido tu bebé, no te separes de él en ningún momento, pide que esté siempre contigo a menos que sea estrictamente necesario. No hay mejor lugar para un recién nacido, que estar a un lado de sus padres. No tenerlo a tu lado es antinatural.
  7. Para iniciar la alimentación de tu bebé, no lo forces, dale su tiempo, él a su ritmo empezará a buscar tu pecho y empezará a succionarlo para iniciar su alimentación.

¿Cuál es la mejor posición para el parto?

la mejor posición para el partoEl proceso del parto siempre a sido un momento decisivo para la mujer, ya que aunque esta continuando la especie humana con un nuevo nacimiento, el riesgo de perder su vida era latente.

Era una situación peligrosa, un gran número de recién nacidos no llegaban a nacer y asi como muchas madres sufrían complicaciones serias que ponían en riesgo su vida. El parto y las complicaciones del embarazo era uno de las razones para la baja expectativa de vida de las mujeres hasta el fin el siglo pasado. Estudios de poblaciones europeas del siglo XVII mostraban que la oportunidad de una mujer de vivir más de 35 años era poca y, promedio, sobrevivía a 5 partos.

El siglo XX fué un siglo milagroso, ya que produjo cambios fundamentales en la practica médica maternas. Estos cambio cambiaron drásticamente las cifras de mortalidad de madres en el proceso de parto.

Uno de estos cambio que fué el uso de hospitales para el proceso de parto, en vez de utilizar el hogar. Esto trajo consigo el que el obstetra Mauriceau, comenzó la práctica de de acostar a las mujeres durante el proceso del parto.

Para aliviar los dolores de partos se creó en la década del 70 la anestesia epidural. Con éste nuevo ayudante a la mujer se favoreció aún más el uso de la posición horizontal, ya que la mujer anesteciada perdía completamente la capacidad de mover sus piernas.

Caldeyro Barcia en sus estudios sobre la fisiología de la contractilidad uterina, encontró que el caminar durante el período dilatante mejoraba la calidad de las contracciones, acortaba la duración del trabajo de parto, y podía hacer más tolerable el dolor.

Estos hallazgos refuerzan el incontrastable hecho de que la mujer al caminar siente menos dolor y puede tener más control de sus movimientos, que acostada e inmóvil en una cama.

No debemos olvidarnos además un aspecto pocas veces considerado: la opinión de las mujeres. Toda encuesta efectuada sobre el tema muestra que las embarazadas que habían deambulado, preferían siempre el movimiento sobre permanecer acostada.

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Conoce el parto por cesárea

La cesárea es una cirugía en la que su bebé nace a través de un …