El desarrollo de la motricidad fina en tu bebé

Te estarás preguntando ¿Qué es la motricidad fina? Pues la habilidad que tenemos de realizar movimientos pequeños, coordinados y delicados con nuestras manos, si no apoyamos a nuestros bebés en este aspecto al entrar al colegio podrían presentar dificultades para sostener un lápiz, colorear, recortar y hasta abotonar su camisa.

La mano es sumamente compleja porque integra múltiples articulaciones, ligamentos y músculos súper pequeños por lo tanto a un bebé le cuesta el doble sostener un pedazo de brócoli con sus manos que aprender a dar vueltas sobre el piso.

Al hablar de logros motores lo primero que se viene a la mente son esos primeros pasos tan anhelados pero la verdad existen infinidad de hitos que tú bebé desarrolla día a día, cuando descubre sus manos y averigua que puede lograr con ellas se abre un mundo de aprendizaje enorme, gatear o caminar es tan importante como saber tomar un juguete en las manos, sujetar un lápiz o atar sus zapatos.

El desarrollo de la motricidad fina

Durante el primer año de vida se sientan las bases del desarrollo motriz fino, en los próximos dos años los pequeños perfeccionan estas habilidades que los ayudarán a ser más independientes, solucionar problemas, comunicarse y aprender cómo trabaja su diminuto pero complejo cuerpo.

Sus primeros 6 meses

Hasta los 2 meses de edad los bebés no saben que tienen manos piensan que son un todo y se mueven como tal, entre los 2 y 4 meses ven algo y tratan de conseguirlo con sus manos así sea dando golpes ¡No te preocupes! la precisión mejorará poco a poco. A los 6 meses toman los juguetes como un rastrillo siendo un gran avance pero primitivo porque no incorporan el pulgar podríamos decir que el desarrollo de la motricidad fina comienza en el meñique y termina con el pulgar.

El desarrollo de la motricidad fina Al inicio la principal motivación para sujetar los juguetes es llevarlos a la boca para explorar, pero alrededor de los 6 meses veras que comienza a sacudir los objetos y detenerse a observarlos en detalle luego a los 8 meses el bebé comenzará a elaborar estrategias.

Un ejemplo es sostener una cuchara delante de su cara si ve que esta vertical sabrá  que debe girar su muñeca como si se preparara para estrechar una mano en cambio en posición horizontal comienza analizar que debe girar la muñeca en plano para agarrarla, sin darte cuenta tú pequeño ya está solucionando problemas que a nuestros ojos son sencillos pero para ellos cada día está repleto de nuevos retos.

Después se presenta otro reto que es tomar un juguete y llevarlo a donde quiere, esto requiere de fuerza muscular, estabilidad en las articulaciones y sobretodo coordinación entre sus manos y visión.

A los 9 meses

Alrededor de los 9 meses podremos observar las pinzas finas donde sujetan objetos pequeños entre sus dedos índice y pulgar pero aprender a recoger juguetes es solo la mitad ahora deben averiguar a soltarlos de forma intencional.

En esta fase caen en cuenta que en función del tamaño, peso y forma del objeto será la fuerza aplicada además influye si quieren dárselo a mamá que está cerca, papá lejísimos o dejarlo sobre la mesa.

La motricidad fina a los 18 meses

Desde los 18 meses hasta los dos años los niños estarán fascinados con las maravillas de la escultura en plastilina, a los 3 años van a ser capaces de trabajar con un par de tijeras (supervisados por supuesto), pasar cuencas por medio de un cordón, tomar granos pequeños con facilidad y averiguar cómo usar una mano para sostener un pedazo de papel mientras la otra tiene un color.

La motricidad fina a los 18 meses Debes tener mucha paciencia y apoyar a tú pequeño durante todo el proceso para que no se frustre en el caso que no lo consiga al primer intento, recuerda que todos son nuevos aprendizajes es importante que estés cerca para hacerle saber que lo quieres, estás ahí y en caso de problemas tendrá ayuda.

Un hito importante del desarrollo en la motricidad fina es la capacidad de sostener un lápiz de color esto se debe a que los garabatos son los precursores de la escritura, la curiosidad puede empezar entre los 15 y 18 meses haciendo líneas sin sentido por doquier, ya a los 3 años muchos niños han dominado tanto las líneas rectas y curvas necesarias para escribir el alfabeto pero recuerda para que el interés este presente debes poner a su alcance colores de cera y hojas.

Como ayudar a tu bebé a desarrollar la motricidad fina

A continuación te dejamos algunas formas de apoyar a tú pequeño a desarrollar su motricidad fina y perfeccionar talentos:

  • Dale tiempo a tu bebé para estar boca abajo fortaleciendo los músculos de la espalda y los hombros, te preguntarás ¿Qué tiene que ver esto? Pues es la base si los hombros no están fuerte ¿Cómo lo harán las manos?
  • A partir de los 8 meses ofrécele pequeños trozos de frutas y vegetales para comer con los dedos,  progresivamente veras como los toma y él solito se los lleva a la boca.
  • Al cumplir 1 año fomenta actividades que requieran recoger elementos y colocarlos dentro de una caja además de juegos para apilar (bloques y torres).
  • Alrededor de los 18 meses anímale a utilizar lápices de colores y plastilina.
  • A los 2 años comienza a alistar un espacio en la cocina para tú pequeño ayudante, amasando, mezclando y haciendo galletas.
  • Las actividades para recortar y con movimientos más elaborados déjalas para los 3 años en adelante.

Recuerda que el juego es su principal ocupación así que úsalo para apoyarlo en su desarrollo psicomotor, sin hablar que es un momento perfecto para comunicarte con él y pasar tiempo de calidad en familia solo debes organizarte y sacarle provecho a todos los materiales que tienes en casa.

Enlaces externos sobre motricidad fina en bebés

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Cuidados del recien nacido, consejos básicos

El tema de los cuidados del recién nacido es uno que agobia grandemente a las …