El baño del recién nacido : Guia practica

El baño del recién nacido es una de los interrogantes más comunes que los padres primerizos enfrentan.

Entre las novedades los recién padres se encuentran con el primer baño del bebé; además porque el bebé se vuelve escurridizo, se retuerce y en ocasiones grita, así que algunos padres pueden sentir impotencia o llenarse de estrés, pero no es algo grave con la práctica este acto se vuelve fácil y pronto el bebé se encontrará chapoteando en el agua.

El baño del recién nacido Estás en casa, sola y te enfrentas a tu primera vez para bañar al bebé recién nacido. Es cierto que causa un poco de nervio y de angustia, es tan pequeño y es tan delicado, que te llenas de miedo de que se te pueda caer, resbalar o ahogar. Animo, respira profundo e inicia el proceso, entre mas pronto lo hagas, mejor para Ti, porque así eliminas el miedo y la ansiedad que causa este paso.

La frecuencia del baño del recién nacido

La frecuencia para bañar al bebé dependerá en gran medida de la edad del recién nacido. Así para estos dos o tres veces a la semana es suficiente, siempre y cuando permanezca el área del pañal bien limpia y lave la carita y manos varias veces en el día.

Así, que a medida que vaya creciendo el bebé va a necesitar un baño con más regularidad, sobre todo después que ya ha comenzado a gatear y a tener sus primeras comidas sólidas. Y cuando el bebé ya camine se deberá dar un baño casi todas las noches, esto le ayudará a calmarse antes de ir a la cama.

Recuerda que bañar demasiado a un bebé puede llegar a resecar su piel que aún es algo delicada. Ningún bebé suda como un adulto o niño de más edad por que no son necesario los baños diarios regulares.

También no olvides que no podrá darle el primer baño completamente hasta que se caiga el cordón umbilical que normalmente suele ocurrir aproximadamente a los 14 días de su nacimiento.

El mejor horario para bañar al recién nacido

Ahora bien, la mejor hora para bañar un recién nacido es antes de darle de comer, si no está con demasiada hambre. Y si lo baña muy pronto después de comer puede vomitarse. Para los bebés más grandes el baño antes de ir a dormir es de gran ayuda porque lo prepara para una noche tranquila. Una magnífica rutina es un buen baño, la lectura de un cuento y el acompañarlo a la cama. Pero, no hay que negar el baño en el momento en que el bebé también lo solicite.

Cuidado con el cordón umbilicar al bañar al recién nacido

No se debe olvidar que antes que el resto del cordón umbilical se caiga, esto sucede entre 10 días y tres semanas después del nacimiento, es mejor dar al bebé baños de esponja para evitar que el ombligo se moje.

Ten presente, cuando estés bañando al bebé, que el ombligo no se le debe tocar, lo adecuado es cubrirlo con un trozo cuadrado de gasa esterilizada de aproximadamente 5 ó 6 centímetros por lado. Sujetado por una venda o faja abdominal que de la vuelta completa al abdomen. Es importante que los ojos, los oídos y la nariz no se toquen durante estos primeros baños.

Si por alguna razón se moja el cordón umbilical, se utiliza una toalla para secarlo con toques muy suaves.

Cuando el cordón caiga es cuando realmente el bebé está listo para un verdadero baño en la tina o en su nueva bañera. Se recomienda tener a mano todo lo que va a necesitar: la toalla con capucha, las moticas de algodón, el champú que no vaya a irritar sus ojos, el jabón exclusivo para bebé o baño líquido, un cepillo pequeño para bebé. No es conveniente utilizar desde edad temprana el jabón porque realmente éste puede resecar la suavidad de la piel y eliminar los humectantes naturales.

Cuanta agua se necesita para bañar al recién nacido

Respecto al agua solo se necesita 2 pulgadas de agua tibia, para la cara se coloca la toallita tibia e igual en la barriguita sobre todo evitando que le dé frío. Los baños deben ser cortos y no olvidar siempre tener una mano encima del bebé.

La rutina del baño

El baño le va a servir también para introducirlo en la rutina diaria para ordenar su alimentación y sueño ya que siempre se suele hacer antes que el niño cene. Además es una actividad relajante que estimulará el sueño.

Normalmente a todos los niños les encanta bañarse e incluso te costará sacarlo del agua aunque también hay casos en los que el bebé vive un baño relajante como una atentica pesadilla. Un baño simplemente debería durar cinco minutos.

Y es que sobre todo los recién nacidos pueden mostrar un poco de miedo al principio. Sobre todo el jabón suelen darle desconfianza o el propio movimiento del agua de la ducha.

Como bañar al recién nacido

Como bañar al recién nacido Lo primero que tienes que hacer es verificar que la habitación donde lo vayas a bañar se encuentre a una temperatura agradable, aproximadamente a unos 25 grados o un poquito mas.

Una vez que desvistas al bebe, envuélvelo en una manta tibia, que no sienta la diferencia de temperatura. Para bañarlo puedes tomar cualquiera de estas dos opciones o lo mantienes recargado sobre tu brazo y así lo metes a la bañera o utilizas una esponja con agua tibia y jabón de excelente calidad (jabones neutros y sin perfumes) para lavar su cuerpo sin necesidad de meterlo al agua. Ya terminado el baño, debes secarlo muy cuidadosamente.

La forma correcta de realizar este procedimiento es: acostar al bebé encima de una superficie plana, suave y limpia, encima de un toalla. Allí se tiene a mano un recipiente con agua tibia y la esponja. Se debe mantener al bebé con una cobija suave e ir descubriéndolo parte por parte y así lavarlo completamente. Con la toalla de mano se va secando el área dándole golpecitos suave y así hasta completar su cuerpo.

Durante los primeros días el pequeño suele dormir casi todo el tiempo, únicamente le debes despertar para su baño diario con esponja, cambio de pañales, ropa y para amamantarlo. Durante este tiempo, es aconsejable darle de cuando en cuando unas gotitas de agua natural hervida con un gotero.

Algunos días después ya podrás bañar al niño diariamente con agua y jabón, pero teniendo cuidado de que no le llegue el agua a la nariz, ni a la boca, ni a las orejas. Recuerda siempre que después del baño hay que secarlo muy bien.

Algunos médicos recomiendan diferentes ungüentos para la piel del bebé, dependiendo si esta está seca o grasosa. Por decir: si la piel del bebé está ligeramente reseca, se recomienda untar la piel del recién nacido con un poco de aceite especial para bebé y así mantener su piel en buen estado. Si la piel del bebé está ligeramente grasosa, entonces se recomienda aplicar un poco de polvo de talco en todo el cuerpo.

Es importante que nunca emplees bolitas de algodón o los isopos que utilizamos para limpiar los oídos de los adultos. La limpieza de los ojos, de la nariz y de los oídos, tiene que ser con suma delicadeza, algodón esterilizado y con cuidado para no dañar ninguno de sus sentidos, órganos o cavidades.

Recomendaciones de seguridad al bañar el bebé

Hay que tener presente que en el baño lo mas importante es la seguridad por ello es importante seguir una serie de consejos como:

  1. Nunca dejar al bebé solo aunque suene el teléfono, llamen a la puerta, para coger algún utensilio…etc. Un niño puede ahogarse solo en una pulgada de agua. Asegurase de que cuando vaya darle el baño todos los utensilios se encuentren preparados y a mano.
  2. No ponga a su bebé en la bañera mientras se esté llenando y sin probar que no esté demasiado caliente.
  3. Tener preparado tanto en el baño como en su habitación una temperatura agradable para que su bebé no se enfrié debido a los cambios de temperatura.
  4. Para que su bebé no coja miedo al baño meterlo gradualmente en la bañera, metiendo antes los pies y usando su mano apoyando el cuello y la cabeza.
  5. Utilice el jabón de forma suave y moderada usando un paño húmedo de forma suave.
  6. Al terminar de darle el baño, envuelva  rápidamente a su bebe en una toalla a poder ser con capucha y empiece a secarlo con suavidad. Recuerde que su piel aún es muy delicada. Se puede usar al mismo tiempo una loción suave para el bebé y puede aprovechar este momento para darle un masaje relajado con crema especial para bebés. De ese modo también estaremos protegiendo para que su piel no se seque.

Enlaces externos sobre el baño del recién nacido

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Los cólicos en bebés: Lo que debes saber

Los cólicos son un problema muy común en los bebés, y les ocurre al menos …