Hemorroides en el embarazo: cómo tratarlas

Las hemorroides en el embarazo son comunes y pueden ser bastante molestas. Hay algunas cosas que puedes hacer para tratarlas, dependiendo de su gravedad. Si son leves, puede que sólo necesites tomar ibuprofeno o la medicación que te recete tu médico. Si son más graves, puedes necesitar una intervención quirúrgica.

Se ha informado de que los síntomas de las hemorroides aumentan durante el embarazo, y es más probable que progresen durante el mismo. Aunque hay pocas opciones para tratar las hemorroides, la buena noticia es que las hemorroides en el embarazo es normal, no suelen ser graves y pueden tratarse con cuidados conservadores. Este artículo repasa las causas, los síntomas y los tratamientos de las hemorroides en el embarazo y analiza cómo prevenirlas.

Casi tres cuartas partes de las mujeres embarazadas padecerán hemorroides en algún momento de su embarazo. Aunque las hemorroides suelen desaparecer después del parto, hay algunas cosas que puedes hacer para aliviar las molestias que causan.

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides son venas hinchadas en la zona anal y rectal que causan dolor y molestias. Suelen estar causadas por el embarazo, el estreñimiento, el esfuerzo para defecar y estar sentado demasiado tiempo. Las hemorroides no son peligrosas, pero pueden ser dolorosas.

Durante el embarazo, las hemorroides pueden ser causadas por el esfuerzo para defecar y por estar sentada demasiado tiempo.

¿Qué causa las hemorroides en el embarazo?

Las hemorroides son muy comunes durante el embarazo y pueden ser muy molestas. Muchas mujeres experimentan hemorroides en el embarazo y es importante saber qué hacer cuando se producen. La mayoría de las mujeres experimentan cierto grado de hinchazón en el primer trimestre.

Hemorroides durante el embarazo
¿Qué causa las hemorroides en el embarazo?

Es importante saber que las molestias no se deben a una enfermedad, sino a la hinchazón de las venas de la zona. Hay muchos tratamientos para las hemorroides en el embarazo, que incluyen el uso de una compresa, el uso de un baño de asiento, el uso de una almohadilla térmica y el uso de una crema tópica. También es importante saber que las hemorroides no están causadas por el embarazo, sino por el aumento de la presión sobre las venas, que hace que se hinchen.

Hay muchas causas potenciales de las hemorroides en el embarazo. Una de las más comunes es el aumento de la presión sobre las venas de la zona pélvica y rectal debido al peso añadido del feto. Esta presión puede hacer que la sangre se acumule en estas venas, provocando la inflamación e hinchazón conocidas como hemorroides.

Otro factor que puede contribuir a las hemorroides son los cambios hormonales, que pueden hacer que las venas de esta zona se relajen y sean más propensas a hincharse. Además, el estreñimiento -un problema común durante el embarazo- puede ejercer una presión adicional sobre las venas y provocar hemorroides.

¿Cuales son los síntomas comunes de las hemorroides?

Estos son algunos de los síntomas que debes describir cuidadosamente al médico: dolor, sangrado, mucosidad o pus, cambio en el hábito intestinal, cambio en la forma y características de las heces, hinchazón, picor y abultamientos y protuberancias.

  • Dolor – La zona anal tiene muchas terminaciones nerviosas, por lo que es sensible al dolor. Las hemorroides externas provocan brotes de dolor. Cuando una hemorroide interna está prolapsada, también es dolorosa. Pero no todas las hemorroides provocan esa sensación de dolor.
  • Sangrado – El color de la sangre es un indicador de la localización de la hemorragia: el rojo vivo procede del canal anal y el rojo oscuro del colon. El sangrado no siempre indica hemorroides. También puede estar relacionado con enfermedades más graves, como el cáncer colorrectal y la úlcera.
  • Moco o pus – Tener alguna secreción de moco o pus no está asociado a las hemorroides.
  • Cambio en el hábito intestinal – Cuando estás sometido a estrés emocional, tensión, trauma o cambio de dieta, se producirá un cambio en tu hábito intestinal en el que pueden producirse diarrea y estreñimiento alternativos o crónicos.
  • Cambio en la forma y características de tus heces – Cuando tus heces son de color marrón o amarillo y tienen buena forma, entonces tienes unas heces sanas. Pero cuando hay un cambio en la forma o el color de tus heces, puede ser un síntoma de otras afecciones médicas, pero no de hemorroides.
  • Hinchazón – Una persona con hemorroides siempre tendrá el síntoma de hinchazón, pero esto también puede significar otras condiciones médicas como una infección.
  • Picor – Las hemorroides, las alergias a alimentos y medicamentos, las enfermedades de la piel, el estrés, etc., pueden causar picor crónico.
  • Bultos y protuberancias – Las hemorroides internas prolapsadas provocarán bultos en el canal anal, mientras que las hemorroides externas tendrán bultos duros situados fuera del orificio de la zona anal.

No todos estos síntomas conducen a un diagnóstico de hemorroides. Consultar al médico no es un momento embarazoso. Por el contrario, es la mejor manera de averiguar si lo que tienes son hemorroides o no.

¿Cómo se tratan las hemorroides en el embarazo?

Cómo tratar las hemorroides durante el embarazo
Cómo tratar las hemorroides en el embarazo

Hay varias formas de tratar las hemorroides en el embarazo. Algunos remedios incluyen tratamientos tópicos, como cremas o pomadas, compresas frías, baños de asiento y cambios en la dieta. Si estas medidas no proporcionan alivio, tu médico puede recomendar otros tratamientos, como la cirugía.

  • Pide ayuda a tu médico.
  • Bebe mucho líquido y mantente hidratada.
  • Mueve los intestinos con regularidad y evita el esfuerzo.
  • Toma un baño de asiento caliente.
  • Toma un analgésico de venta libre.
  • Usa ropa interior holgada y evita la ropa ajustada.
  • Regresa a tus actividades normales lentamente.
  • Si tienes una hemorragia, ponte en contacto con tu médico inmediatamente.

¿Cómo evolucionan las hemorroides en el embarazo?

Las hemorroides son frecuentes durante el embarazo. Hay algunas formas de tratar las hemorroides del embarazo. Una forma de tratarlas es seguir los consejos de tu médico. Otra forma es utilizar cremas de venta libre para aliviar la hinchazón y el picor. También puedes utilizar un baño de asiento caliente para calmar el dolor. También puedes probar a aplicar hamamelis sobre la zona afectada para aliviarla. Sin embargo, es importante recordar que debes consultar con tu médico antes de utilizar cualquiera de estos métodos.

Las Hemorroides en el Embarazo: El Resumen

Si tienes el ano hinchado, doloroso y con picores, podrías tener hemorroides en el embarazo. La buena noticia es que hay muchas formas de aliviar los síntomas. Puedes tomar ibuprofeno o aplicar una compresa fría.

También hay muchos remedios naturales que pueden ayudarte. Algunos de ellos son beber mucha agua, tomar un baño y usar una compresa caliente. También debes evitar el estreñimiento y el esfuerzo cuando vayas al baño. Éstas son sólo algunas de las formas de ayudar con los síntomas de las hemorroides en el embarazo.

En conclusión, las hemorroides son comunes durante el embarazo, pero hay algunas cosas que puedes hacer para que sean más cómodas. Tomar descansos regulares para caminar y utilizar compresas frías puede ayudar a reducir la hinchazón y el dolor. Si tus hemorroides son graves, consulta a tu médico para que te aconseje la mejor manera de controlarlas.

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Colicos en el embarazo

Los cólicos en el embarazo son una experiencia común para la mayoría de las mujeres. …