Sexo durante el embarazo, tu guía práctica

El tema del sexo durante el embarazo es un tema delicado, el cual siempre causa un poco de preocupación en los padres que esperan a un nuevo bebe. Si tu embarazo es normal y todo va bien, no existe ninguna contradicción médica para seguir manteniendo relaciones sexuales con tu pareja, durante los 9 meses.

Obvio que no lo vas a hacer con el ímpetu y las vueltas de circo que hacían antes, las formas y los ritmos cambiarán pero no tienen porque desaparecer del todo. Sin embargo y a pesar de todos los adelantos sobre los conocimientos del embarazo, son muchos los hombres y las mujeres que temen dañar al feto si continúan gozando del sexo durante el periodo de gestación.

Sexo durante el embarazo

El embarazo es una gran etapa de la vida, que representa miles y miles de cambios en la mujer, otros tanto en la forma en que se va a relacionar con su entorno y unos cuantos mas con las personas que están a su alrededor.

Uno de los temas que se vuelve importante y del cual poco se habla abiertamente es la forma en que la mujer embarazada llevará el sexo durante el embarazo. Si, es normal y a muchas parejas les surge esta duda, debido a que son muy pocos los embarazos durante los cuales no cambian los estados de ánimo y las sensaciones que siente la mujer durante esos meses y por ende las actividades sexuales que puede realizar y sobre todo qué está dispuesta a realizar.

Para la mayoría de las parejas, esta es una preocupación más psicológica que real, puesto que fisiológicamente hablando, el feto en desarrollo, está fuera del alcance del contacto físico, dentro de una bolsa protegida por una gruesa membrana y rodeado abundante líquido amniótico y que solo se acerca en el momento en que el feto se gira para quedar con la cabeza hacia abajo, alrededor del octavo, noveno mes, cuando se está preparando para salir.

Existen casos en los que a las mujeres embarazas les aumenta el apetito sexual de forma notable y son mas sensibles que antes a cualquier roce de su compañero y pueden llegar a experimentar múltiples orgasmos.

No obstante, en algunas ocasiones, ya sea por las hormonas, por razones fisiológicas o psicológicas, el apetito sexual de la mujer embarazada se ve disminuido y en esos casos, su pareja debe adoptar una actitud comprensiva y no forzar situaciones que pueden incidir en su equilibrio emocional, llegando a causar un problema de alcoba o un distanciamiento total entre ellos.

Es común que las parejas le tengan un poco de temor especialmente a la penetración y los movimientos del pene en la vagina durante, por lo que para evitar perder intensidad por estar pendientes de no lastimar o molestar. Como pareja toman la decisión y juntos, después de platicarlo, deciden modifican sus hábitos y se satisfacen de otras formas, ya sea masturbándose mutuamente o practicando el sexo oral.

En algunas circunstancias, es el varón el que se llega a sentir incómodo de tocar a la mujer embarazada. Por cuestiones culturales, de crianza, miedo a no poder tener una erección por estar pensando en que puede dañar al feto, etc. En estas ocasiones, es la mujer la que debe ayudarle a superar este estado anímico al compañero. O ambos acudir con un sexólogo para platicarlo abiertamente y hacerle todas las preguntas que deseen, sin tapujos ni inhibiciones.

Miedos sobre el tener sexo durante el embarazo

El tema del sexo durante el embarazo, se vuelve tabú en algunas parejas y en otras afecta el desarrollo sexual entre ellos.

La visión que tengan sobre como llevar a cabo el sexo durante el embarazo, tendrá mucho que ver en cómo han sido anteriormente sus relaciones en cuanto a calidad y satisfacción. Y en algunas ocasiones dependerá de que forma llegó el embarazo: sorpresivo, inesperado, deseado, planeado, buscado pero, si el embarazo es deseado y la pareja ha mantenido relaciones sexuales frecuentemente, entonces el cambio puede ocurrir solo en los elementos de la técnica, posiciones para tener sexo durante el embarazo y de la frecuencia de los encuentros.

Claro que de embarazo a embarazo, las situaciones y las circunstancias cambian. También es cierto que el primer embarazo constituye una situación totalmente nueva y que viene a revolucionar a la pareja, pero la base para que la pareja siga disfrutando de su actividad sexual de forma placentera, ya sea su primer embarazo, el segundo o el tercero o el que sea, es el tener una comunicación abierta, sincera y basada en la confianza del uno al otro.

Porque así la pareja podrá ir descubriendo cuales son las cosas que funcionan para ambos según vayan avanzando los meses. De esta manera y juntos podrán descubrir hasta que mes pueden seguir practicando el sexo durante el embarazo su agrado, debido a que va a llegar un momento en que por el tamaño que llega a tener el feto, habrá ciertas posiciones que se volverán incómodas (algunas para ellas y algunas para él) y es por esto que la comunicación se vuelve un factor muy importante en este punto.

Es necesario evitar la pena para poder decir; eso no, eso si. Y por el otro lado se necesita una alto grado de madurez para aceptar esos comentarios y no interpretarlos de forma personal, es decir; no pensar que ya no le gusto, ya no me quiere, ya no le intereso, no le importo, quiere mas al bebe que a mí, no quiere tocarme porque mi cuerpo no le es agradable, etc., pensamientos que hombres y mujeres llegan a generar sino tienen una buena comunicación entre ambos.

Platique con su pareja y juntos encontrarán formas nuevas de disfrutar de las relaciones sexuales durante el embarazo en los nueve meses de hermosa espera.

La comunicacion es clave para disfruta el sexo durante el embarazo

De por sí existen mitos acerca del sexo durante el embarazo. Una vez leí en un libro de educación sexual: ” Aquello de lo que no se habla se convierte en peligroso”

Muchas mujeres se preguntarán: «Hasta cuando se puede tener relaciones estando embarazada«?

Es importante que entiendan que a las mujeres embarazadas les gusta tener relaciones sexuales, el estar embarazada no significa que te combertirás en un robot sin deseos!

La actividad sexual, si el embarazo se desarrolla con normalidad, puede continuarse tranquilamente durante todo el embarazo. Esta no ocasiona ningún daño en el futuro bebé ni en la madre. Tampoco afecta el proceso de gestación propiamente dicho.

Sexo durante el embarazo

Es cierto que cerca del final del embarazo la pareja deberá adoptar posiciones que sean cómodas para ambos dado el aumentado tamaño del vientre de la madre.

Si el embarazo en cambio es de alto riesgo por algún motivo en ese caso debe consultarse al médico. De lo contrario lo más natural es continuar con la vida sexual habitual.

Las razones por las que el ginecólogo puede recomendar que se eviten las relaciones sexuales son: las pérdidas, el peligro de un parto prematuro, las hemorragias o contracciones después de los encuentros sexuales.

En los primeros meses del embarazo puede verse disminuido el deseo sexual de la madre debido a las náuseas o algunos malestares propios de esta etapa de la gestación.

Sin embargo, todo depende de cada persona y situación. En una misma mujer cada embarazo es diferente y tiene características distintas. El segundo trimestre suele ser el más cómodo para la madre en todos los sentidos, incluso para llevar adelante una vida sexual activa y satisfactoria en su totalidad.

Es por eso conveniente que toda visita al ginecólogo sea en pareja.

Es una aventura de ambos, una responsabilidad compartida. Una tarea de dos. Los hombres tienen dudas acerca de su futuro hijo, miedos sobre la gestación, mitos y preguntas que son ideales para resolver en el consultorio.

Se crea también un vínculo maravilloso entre el médico y el padre, una complicidad, una relación estrecha y agradable.

Despertar la creatividad, fomentar la fantasía y el romanticismo pueden convertir en todo un reto esta aventura que se vive en pareja y debe ser siempre placentera.

El apetito sexual del padre durante el embarazo

El apetito sexual del padre durante el embarazo

Como se ha dicho siempre, muchos aspectos de la vida de la mujer cambian durante la etapa del embarazo, incluyendo la sexualidad, que va presentando una serie de variaciones mes a mes, pero ¿Y el padre qué? ¿Será que todo es igual para él? Aunque ellos no se enfrenten a los cambios físicos y hormones, tal vez sí se sentirán diferentes en el aspecto emocional (y es importante que lo sepas)

A muchas mujeres les preocupa que el apetito sexual de su pareja no sea el mismo de siempre (ya sea que tengan más o menos deseo sexual.)

Cada hombre es diferente y por supuesto cada relación también, por lo que según el caso, puede presentarse un incremento, estabilidad o descenso en el apetito sexual.

Entre las causas del aumento del deseo sexual masculino durante la gestación, es común que un hombre se sienta atraído al observar cómo se va transformando el cuerpo de su mujer, y esto despierte las ganas de experimentar cosas nuevas y de aprovechar la creatividad para disfrutar otras formas y facetas del sexo.

La barriga va creciendo, entonces se siente complacido al verla diferente, pues también los pechos lucirán más firmes y voluminosos. Pero el hecho de que el padre sienta un mayor deseo, no garantiza por si solo que habrá una vida sexual activa, pues cabe recordar que a veces la mujer, sobretodo en el primer trimestre  no se encuentra muy dispuesta ya que está pasando por las típicas molestias de la etapa.

Cuando hay disminución en el apetito sexual del padre, este puede ser causado por muchos posibles factores, por fortuna, esta situación es pasajera. Varias de las razones por las cuales el padre pueda tener cambios en el apetito sexual pueden ser:

  • la mujer se muestra desinteresada y por lo tanto el hombre se desmotiva al percibir la falta del libido de su pareja.
  • existe miedo de hacerle daño al bebé, o a la madre, lo cual no es posible porque él se encuentra bien protegido por la placenta y el líquido amniótico. Siempre y cuando las relaciones sexuales no sean demasiado bruscas, y no se aplaste el vientre, no hay nada de qué preocuparse.
  • puede que a algunos hombres no les atraiga la nueva figura de la embarazada, lo que es normal y no tiene por qué angustiarte, recuerda que esta es una situación pasajera. Algunas veces la mujer descuida demasiado su aspecto físico en el embarazo, lo que también puede ser una causante.
  • en algunos casos, los cambios repentinos en el estilo de vida a causa del embarazo, hacen que descienda el apetito sexual. Por ejemplo, si él ha tenido que dejar su casa, buscar un nuevo trabajo o trabajar más horas y tener nuevas responsabilidades, etc. además, los miedos y preocupaciones acerca de la paternidad también pueden afectarlo.

En cualquiera de los casos mencionados anteriormente, es importante que él se lo comunique a su pareja, para que puedan resolverlo juntos. De todas maneras recuerda que en poco tiempo, todo volverá a la normalidad, y en caso de que durante el embarazo no estén disfrutando de una vida sexual como lo hacían habitualmente, pronto volverán a hacerlo.

Controversias sobre el sexo durante el embarazo

Hace no mucho tiempo, era ley y quedaba estrictamente prohibido que una mujer embarazada siguiera teniendo relaciones sexuales con su pareja durante el periodo de gestación.

Estaba prescrito “nada de intimar”. Empezaban 9 meses de abstinencia solo para la mujer y entonces era bien visto, que su pareja saliera a buscar con quien poder pasar ese tiempo que su mujer no lo podía satisfacer y la mujer tenía que comprender y aceptar esta situación porque ella no se encontraba en posibilidades de hacerlo.

Afortunadamente las opiniones sobre practicar sexo durante el embarazo están cambiando y ahora se piensa que esto no es médicamente necesario y no es imprescindible parar las relaciones sexuales entre la pareja durante este periodo. Miles de estudios han demostrado que en la mujer embarazada, no parece haber cambios en el deseo sexual que ellas sienten y en las ganas de intimar con su pareja.

Por ello, en la actualidad los médicos tienen una gran variedad de conceptos en cuanto a la actividad sexual que una mujer embarazada puede llegar a tener. La mayoría de ellos permitiendo que la pareja siga teniendo intimidad sin mayor problema, en una situación normal.

Controversias sobre las relaciones sexuales durante el embarazo

Los conceptos que pueden llegar a variar entre los médicos, dependen de las circunstancias del embarazo y la situación física y mental de la madre. Debido a que se ha detectado que es la mujer (en la gran mayoría de las ocasiones), la que impide el contacto físico con su pareja y evita el practicar el sexo durante el embarazo, por la imagen mental que ella misma tiene sobre su cuerpo y la percepción que su pareja puede tener hacia ella.

Es decir, la imagen física que la mujer embarazada tiene de sí misma, llega a constituir su principal motivo de problema con su pareja para llegar a tener una intimidad libre y abierta.

Ya que a la mujer le preocupa en demasía el verse bien, en tener un buen cuerpo y en verse atractivas y deseables para su pareja y la imagen que una mujer va teniendo sobre la evolución de su cuerpo durante este periodo, se convierte en una verdadera preocupación tanto así, que puede llegar a bloquear toda su sexualidad y el deseo de estar con su pareja.

Claro que por otro lado, ir al extremo y afirmar que el patrón normal de todas las mujeres embarazadas consiste en que ella esté siempre dispuesta a participar activamente en la actividad sexual resulta del todo inapropiado. Por eso es que los médicos manejan sus reservas, acerca de practicar sexo durante el embarazo, según el tipo de embarazo, el mes de gestación en el que va y si todo va bien con el pequeño que se está desarrollando.

En este punto resulta sumamente importante tomar en cuenta que en ocasiones la mujer se siente fatigada o cuenta con algún malestar físico y es aquí donde la pareja tiene que realizar su parte de comprensión y aceptar que realmente ella se siente cansada y que este cansancio no tiene nada que ver con él, porque a él lo sigue queriendo, amando y deseando, pero su cuerpo está agotado, cansado y que en realidad necesita descansar.

Sabido es que el cuerpo de la mujer embarazada va cambiando y por obviedad, la forma en que se pueden tener relaciones tendrá que cambiar, los lugares sensuales cambiarán y algunos se volverán mas sensibles, como los pechos o los pezones. Por esto, la pareja, debe hacer uso de la imaginación, encontrar las posturas más confortables para cada uno y abrirse a la comunicación para disfrutar de forma plena el tener relaciones.

Como sentirte sexy y sensual durante el embarazo

Como sentirte sexy y sensual durante el embarazo

Cuando una mujer está embarazada, las hormonas juegan un papel crucial en su vida y por periodos largos, llegan a tener el control de lo que siente, quiere, piensa, le gusta o disgusta. Sin embargo, como en cualquier etapa de la vida, el sentirse sexy, atractiva, guapa y una mujer sensual, está muy relacionado con tu autoestima, con la forma en que tú misma te ves y las cosas que te dices a ti misma.

En esta ocasión quisiera compartirles una pequeña historia que alguna vez, en alguna ocasión, alguien me compartió y que ejemplifica de forma muy clara lo que se puede lograr, viendo las cosas con otro enfoque.

“Cierto día, un perrito buscando refugio, vio una casa, se acercó y después de estudiarla un poco, logró meterse por el agujero de una de sus puertas. El perrito subió muy despacio las viejas escaleras de madera. Al terminar de subirlas encontró una puerta semi abierta y lentamente entró por ella.

Para su sorpresa vió que dentro del cuarto estaban 100 perritos más, observándolo tan fijamente como él los observaba a ellos. Al ver a los 100 perritos del cuarto, se sintió amenazado, ya que lo estaban mirando de una manera agresiva. Posteriormente empezó a gruñir y los otros 100 perritos hicieron lo mismo. De inmediato salió corriendo y pensando ¡que lugar tan horrible! ¡nunca más volver a entrar!.

Al poco tiempo, otro perrito buscando refugio, entro al mismo lugar, subió muy despacio las viejas escaleras de madera. Al terminar de subirlas encontró una puerta y lentamente entró por ella, para su sorpresa, vió que dentro del cuarto estaban 100 perritos mas observándolo fijamente.

El perrito comenzó a mover la cola y al levantar sus orejas, los otros 100 perritos hicieron lo mismo. Posteriormente sonrió y le ladró alegremente a uno de ellos y ellos también sonrieron y le ladraron alegremente. Cuando el perrito salió del cuarto pensó ¡que lugar tan agradable!, ¡voy a venir mas seguido a visitarlo!”.

Es una realidad que la forma en que te vez a ti misma, va definiendo tus acciones y sentimientos. Y que estos se convierten en un reflejo. Es decir, si tu te sientes gorda y deforme, es muy probable que tus pláticas estén alrededor de este tema o que te sientas ofendida si alguien hace cualquier tipo de referencia al peso, por pequeño que esta sea, o que tu misma frente al espejo, te digas estas palabras.

Pero si lo haces al revés, si tus pensamientos son, ¡que hermosa me veo! ¡estar embarazada es maravilloso! ¡se que los kilos que estoy subiendo son por dar a luz una nueva vida!, de forma inmediata eliminas hablar del exceso de peso de forma negativa, posiblemente este tema desaparezca de tus platicas como el centro de todas y cada una de ellas. Te interesa saber ¿el nombre de este cuentito? … LA CASA DE LOS 100 ESPEJOS. Si tu te vez hermosa sexy y sensual, vas a proyectarlo y la gente así te verá, radiante en todo tu esplendor.

Masajes, alternativa sexy durante el embarazo

Masajes, alternativa sexy durante el embarazo

La vida en pareja requiere inventiva para mantener el interés. Durante el embarazo no debemos dudar en compartir actividades que estimulen la cercanía y generen bienestar para ambos, y si nuestra pareja está dispuesta ¿por qué no ser un poco egoístas y dejarnos consentir?

Los masajes en pareja son una herramienta ideal que les acercan, promueven la intimidad y sirven como preámbulo erótico y estimulante a la sexualidad. Como ya sabemos durante el embarazo nuestro cuerpo va experimentando cambios rápidamente, algunos de esos cambios pueden inclusos ser visibles cada par de días y notarlos al ser consciente de ellos puede significar una grata experiencia para ambos.

El embarazo representa una oportunidad única para la exploración del cuerpo femenino, admirando sus formas y su adaptabilidad a la situación, reconfortándonos y redescubriéndolo para estar atentos a las señales que esté nos va dando. Es una experiencia única, que debe ser aprovechada  disfrutada al máximo, por lo cual no dudes en explorarte y dejarte explorar.

De los pies a la cabeza.  Una de las ventajas que representa la aplicación de masajes es que tienes muchos para escoger, y lo mejor, para cada zona del cuerpo. Tomando en cuenta la consideración de tiempo disponible y espacio compartido, los masajes permiten a la pareja compartir momentos de calidad bien sea con un corto y disimulado masaje en las palmas de las manos para relajarnos en alguna situación tensa o simplemente durante alguna conversación, como masajes más extensos sin límite de tiempo y compartiendo un ambiente íntimo y adecuado para el romance.

Ventajas y beneficios. Los masajes fueron diseñados como una terapia alternativa para combatir el estrés, aliviar dolores y tensiones y por supuesto en las parejas es un medio para propiciar el erotismo en la relación. Algunos de los beneficios de los masajes durante el embarazo son:

  • Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad porque gracias a sus efectos relajantes, los masajes reducen los niveles de las hormonas causantes del estrés.
  • Calma la inflamación en las extremidades.
  • Es excelente para combatir la depresión. Se ha comprobado que el masaje prenatal ayuda a elevar los niveles de serotonina, los bajos niveles de esta se asocian con la depresión.
  • Mejora la circulación.
  • Alivia los dolores musculares.
  • Disminuye notablemente  el dolor de piernas y espalda.
  • Alivia la tensión sobre nervios, en especial del nervio ciático y sobre diferentes parte de tu cuerpo.
  • Algunos expertos opinan que los masajes prenatales te ayudan durante el parto: a reducir el dolor, su duración y mejorar los resultados.
  • Te ayuda a dormir mejor.
  • El masaje estimula el sistema inmunológico, lo que te ayuda a prevenir enfermedades de forma natural.

Un Masaje para cada caso. Son muchos los masajes que pueden practicarse, pero, existen algunos que son especiales para el beneficio de la mujer embarazada. No dudes en consultar con tu médico técnicas de masajes especiales que puedan adaptarse a ti y que dependiendo de alguna situación especial en tu caso, puedan beneficiarte y ayudarte.

No olvides agregar el toque erótico al masaje en pareja, pidiéndole que se concentre en tus senos, muslos, hombros e incluso en tus glúteos, colocándote sobre tu costado de lado, recostándote y usando una almohada bajo tu vientre permítele que explore tu cintura y caderas con movimientos circulares y aplicando suave presión.

Agrégale a tu sesión de masajes algún aceite esencial especial para masajes, de preferencia con olor neutro para evitar reacciones adversas, y prepárate para disfrutar y dejar disfrutar a tu pareja de tu cuerpo.

Cuidados al tener sexo durante el embarazo

Seguramente tú y tu pareja se encuentran muy emocionados por la llegada del nuevo miembro de la familia, y por su puesto quieren en medio de esa alegría, conservar la estabilidad de la relación y mantener activa su vida sexual, es allí cuando surgen algunas dudas y miedos. Existen un sin número de mitos y creencias alrededor de este tema.

Para empezar, tener sexo durante el embarazo se considera un acto completamente normal y aceptable, siempre y cuando el médico no haya indicado lo contrario, pues el bebé se encuentra protegido por la placenta y el líquido amniótico, por lo tanto no hay razón para pensar que el feto pueda resultar lastimado, además el cuello del útero esta sellado por un tapón mucoso, por lo que no debes preocuparte por las infecciones.

Cuidados al tener sexo durante el embarazo

Una buena relación sexual durante el embarazo es determinante para fortalecer la unión de la pareja. No debe olvidarse que, además de vivir un proceso de asunción de nuevos roles -el de padres-, el hombre y la mujer siguen siendo amantes. Aunque existen muchas formas de disfrutar el sexo durante el embarazo, es corriente que la vida sexual se vea afectada por cuestiones tales como:

  • El miedo a hacer daño al feto.
  • La disminución del deseo sexual, normalmente en mayor medida por parte de él que de ella.
  • Inhibiciones de tipo sociocultural. Su papel de madre/padre puede ocultar su identidad como amante.

Las interrupciones de la vida sexual durante el embarazo solo están indicadas en los siguientes casos:

  • Antecedentes de aborto.
  • Hemorragias vaginales.
  • Amenaza de parto prematuro.

Es normal que al llegar al orgasmo sientas contracciones, pero estas no serán dañinas para el útero.

Algunas mujeres llegan a sentirse inseguras en cuanto al sexo durante esta etapa. Es cierto que en algunos hombres puede disminuir el apetito sexual, pero no te agobies, es posible que este ansioso y pensativo sobre la nueva responsabilidad que debe asumir, o que sienta miedo de hacer daño al bebé durante la penetración, en ese caso podrían ir juntos al médico para resolver las dudas y así estarán más tranquilos.

Sexo durante el embarazo

El sexo durante el embarazo es un tema rodeado de tabúes, pues el nuevo bebé trae cambios en la vida sexual de la pareja, cambios que si se saben aprovechar y van bien, es posible tener relaciones sexuales hasta que termine el embarazo. De este tema se deben descartar varios mitos, este es uno de ellos.

Durante los primeros tres meses de embarazo, luego de haber tenido relaciones sexuales con deseo, durante el embarazo este deseo mengua, sobre todo por lo nuevo del tema “sexo durante el embarazo”. La novedad del tema más los síntomas del embarazo y las incomodidades que trae consigo son una mala combinación.

Otro de los factores es que algunas mujeres no toleran el tema del embarazo y el sexo en uno solo. Es normal que las mujeres piensen que el tener sexo en los primeros meses de gestación pueda perjudicar al feto, por su fragilidad, lo cual no es cierto. Lo contrario de lo que se piensa, el mantener relaciones sexuales al principio del embarazo facilita el deseo y a veces hasta a un orgasmo, causa de la irrigación de los órganos situados en la pelvis. Los primeros tres meses de embarazo son recomendados para un sexo relajado y placentero.

A la mayoría de los hombres se incrementa el apetito sexual hacia la pareja; el solo hecho de pensar en esas nuevas curvas y forma de tu cuerpo los atrae. Los beneficios que el sexo puede brindarle al feto será otra excusa perfecta para ellos, así que disfrútalo, al mismo tiempo que complaces a tu pareja. Seguramente él tratará de ser delicado y cuidadoso por el estado en el que te encuentras, y esto hará que la experiencia sea algo tierno y romántico.

Cada mujer es diferente, pero generalmente el mejor momento para disfrutar del sexo en el embarazo, suele ser el segundo trimestre, ya que en los primeros tres meses son típicas las molestias como vómitos, mareos, etc., y en el último trimestre la mujer suele estar más preocupada por el momento del parto que ya se acerca, puede haber cansancio, dolor de espalda, hinchazón u otros síntomas. Sin embargo algunas mujeres pueden presentar apetito sexual durante todo el embarazo, incluso hasta más del que tenían antes del embarazo.

Después de los 3 hasta los 7 meses, cuando el bebé está bien formado y la mamá se siente bien, satisfecha con su femenino cuerpo, siguen entrando las dudas sobre el bienestar del bebé respecto al orgasmo que la mamá podría tener.

Por lo tanto se define que el orgasmo femenino se da lugar en el útero, por un tiempo corto lo que significa que durante un breve momento el bebé no tendrá circulación de sangre, pero no es malo, de hecho esto ayuda a una buena circulación y no daña al bebé en lo absoluto. Por otro lado el bebé no puede resultar lastimado debido a que la entrada al cuello del útero está completamente cerrada, eso impide que el semen pueda entrar en contacto con él.

relaciones sexuales durante el embarazo-04

Luego de los 7 meses, debido al crecimiento del vientre es recomendable, si se practica el sexo, que la mujer sea quien se encuentre arriba del hombre, durante esta etapa también es recomendable que hayan más masajes, caricias y contacto tierno.

Las contracciones que son generadas por un orgasmo no son suficientes para acelerar el proceso del parto, sin embargo durante un orgasmo se segrega una hormona que prepara al músculo para las futuras contracciones, es bastante recomendable que se tenga sexo antes de la realización del parto pues esto relaja y hasta mantiene feliz al bebé.

Si bien el sexo no es considerado riesgoso en el embarazo, hay que tener cuidado de no hacerlo con mucha rudeza, es solo cuestión de hacerlo de modo normal.

En caso de que no te estés entendiendo bien con tu pareja en cuanto al sexo, el dialogo honesto por parte de ambos les ayudará a afrontarlo. Trata de explicarle a tu pareja cómo te sientes exactamente.

Ante situaciones como sangrado, riesgo de aborto, contracciones antes de  tiempo, problemas en la placenta, rotura prematura de la bolsa amniótica o cualquier duda lo mejor es consultar lo más pronto posible a tu médico.

Por lo general, el trimestre más propicio para la vida sexual es el segundo. Según estudios realizados, el 80% de las mujeres experimenta una importante mejora en su vida sexual durante este período e incluso para una gran parte de ellas, el sexo es incluso mejor que cuando no estaban embarazadas.

Este aumento de la sensibilidad y excitabilidad se explica por el incremento del flujo sanguíneo en el área pélvica -los genitales de la mujer están más vascularizados- y también hay una mayor cantidad de sustancias lubricantes de los genitales. Por supuesto, los motivos sicológicos también tienen un peso determinante de esta situación.

A veces, los cambios físicos de la mujer pueden provocar que el hombre se inhiba sexualmente. No es realmente que los cambios físicos la hagan menos deseable a los ojos de su pareja, los motivos son estrictamente sicológicos.

Sin tener en cuenta los aspectos meramente físicos, el sexo durante el embarazo puede mejorar debido al desarrollo de un sentimiento fundamental en la pareja, que a lo mejor antes ocupaba un segundo plano: la ternura. Además al no existir el riesgo de embarazo, el amor corporal se convierte en una experiencia más relajada.

No debes olvidar que en todo caso puede haber riesgos, de presentarse algunas situaciones anormales durante el embarazo y al mantener relaciones sexuales, lo recomendable es suspender el sexo. Tampoco es recomendable el sexo si se padece algún tipo de enfermedad respiratoria (asma), problemas con el corazón o en la sangre (diabetes).

Si la mujer tiene algún problema de infección vaginal, hay riesgo de aborto, embarazo prematuro, contracciones prematuras, sangrado y anomalías parecidas, suspende el sexo, de lo contrario, disfruta de tu sexualidad.

Las ventajas de tener sexo durante el embarazo

En la mayoría de los casos tener sexo durante el embarazo es completamente normal y no representa ningún riesgo ni para la madre ni para el bebé, inclusive si ya estás en las últimas semanas, a menos que el médico lo haya contraindicado.

Sin embargo en nuestra cultura aún es común encontrar que las relaciones sexuales en la etapa de gestación son para muchos un tabú, aislando el concepto de madre del concepto de la sexualidad, olvidando que precisamente el embarazo es producto de la actividad sexual. Aún existe desconocimiento y son muchos los mitos que existen alrededor del tema, por eso es importante conocer y despejar las dudas.

A pesar de que las molestias normales que implica la gestación, y los cambios que se pueden presentar en la vida sexual de las parejas, el sexo en el embarazo se convierte en una muy buena práctica en esta etapa, ya que trae beneficios para el bebé, la madre y para la relación de pareja.

Afortunadamente cuando de sexualidad se trata, hay muchas opciones con las que se puede explorar y disfrutar; como los juegos sexuales, las caricias, la masturbación y otras.

Dependiendo de lo avanzado que esté el embarazo, el apetito sexual puede variar tanto en la mujer como en el hombre por múltiples factores. No obstante muchas parejas pueden llegar a tener una vida sexual activa a lo largo de todo el embarazo.

Conoce estas razones que se pueden traducir en las excusas perfectas para seguir disfrutando del sexo en el embarazo con tu pareja durante la dulce espera:

Placer para todos

Las sensaciones agradables que percibe la madre tras el acto sexual, también las siente el bebé, quien también disfruta del balanceo dentro de la panza. Por otro lado, el padre siente que es partícipe de un acto de complicidad con su pareja y con su bebé, otro aspecto a favor es que la mayoría de los hombres creen que sus mujeres son más sexys durante el embarazo.

Preparación para el parto

Las contracciones vaginales producidas por el orgasmo preparan al cuerpo para el trabajo de parto, además el semen contiene una sustancia que favorece las contracciones uterinas.

Sexo más espontáneo

La pareja no tiene que preocuparse de un embarazo ni de métodos anticonceptivos, por lo que se sentirán más relajados y despreocupados, haciendo que el momento sea más placentero.

Se estrecha el vínculo afectivo

Las relaciones sexuales son más románticas y por lo tanto se ve favorecida la relación.

La mujer se siente mejor

El sexo en el embarazo ayuda a reducir la tensión que puede estar sintiendo la embarazada, además se siente acompañada y sexualmente atractiva.

Descubrir nuevas experiencias

Ya que es una experiencia nueva para ambos, podran ser mas creativos y hacer nuevas posiciones, el hombre puede deleitarse con los nuevos atributos de su pareja por ejemplo, los cambios en los pechos de la mujer.

Así que a menos que el médico lo haya determinado, no existen impedimentos para seguir teniendo del sexo con tu pareja, por el contrario, dedícate a disfrutar y a sacar provecho de todas las ventajas que puedes obtener.

Las mejores y más cómodas posiciones para tener sexo durante el embarazo

A partir del segundo trimestre del embarazo puedes empezar a sentirte incómoda en el momento de la intimidad sexual, pues tu cuerpo es diferente, la panza continúa creciendo, y tal vez aún no terminas de acostumbrarte a tu nueva figura,  y a medida que avanza la gestación, encontrar una posición cómoda a la hora de tener relaciones sexuales se torna más difícil.

Pero esto no es un impedimento hacer el amor con tu pareja; a pesar de todos estos cambios disfrutar del sexo todavía es posible, la clave está en encontrar la postura adecuada. Ten en cuenta:

Algo muy importante es que por lo general las mejores posiciones para tener sexo durante el embarazo, son las que implican que la mujer esté encima del hombre; de esta forma, la embarazada puede controlar la frecuencia e intensidad de las penetraciones, de modo que estarás más cómoda, además no habrá un peso sobre el abdomen ¡Utiliza tu imaginación para encontrar las mejores variaciones en esta posición!

En caso de realizar posiciones en las que sea el hombre quien está sobre la mujer (como por ejemplo la del misionero) ponerte una almohada debajo será de gran ayuda, pues no quedarás completamente apoyada sobre tu espalda.

Encontrarás a continuación algunas posturas con las que puedes probar:

Ponerse ambos de lado

Como haciendo cucharita. El hombre detrás de la mujer. Esta posición es ideal, ya que resulta cómoda, es súper romántica, la penetración es menos profunda, y hay mucho disfrute.

Doblarse en cuatro

apoyándose sobre las rodillas dobladas y las manos, de esta forma, la barriga no te causará ningún tipo de incomodidad y tu pareja podrá penetrarte fácilmente.

Toma el control

Él tendido sobre la cama y tú sobre él controlando el ritmo de las penetraciones y demostrándole una actitud sexy, seguro lo disfrutarán mucho.

Utilizar las superficies

Siéntate en el borde de la cama, y tu pareja se arrodilla de manera que pueda penetrarte, o puedes hacerlo también explorar sentándote en superficies más altas donde tu pareja deba estar de pie. Escoge la opción que más les guste.

De pie

Él detrás de ti abrazándote delicadamente al mismo tiempo que se lleva a cabo la penetración.

De lado levantando un pie

Estando ambos sobre la cama, la mujer debe acostarse de lado con la pierna apoyada en la cama o si la barriga ya está muy grande el hombre puede sostener la pierna de la mujer para levantarla, o usar una almohada si lo prefieren. El hombre permanece arrodillado.

Evita al máximo acostarte sobre el lado derecho de tu cuerpo, ya que es de este lado donde se encuentra ubicada la vena cava inferior, y al presionarla se podrá ver afectado el flujo sanguíneo

Definitivamente puedes hacer grandes cosas con la imaginación, así que aprovecha tu creatividad y explora. Te sentirás asombrada de las nuevas posiciones que puedas encontrar y sin duda esto favorecerá tu relación con tu pareja. Utiliza los elementos que tienes a tu alrededor y diviértete al máximo.

Relaciones Sexuales Durante el Primer Trimestre del Embarazo

En el tema sexual, cada mujer es un nuevo territorio sensual a explorar y solo ella debe decirle o insinuarle al hombre cuáles son sus secretos, que la hace sentir plena, que la hace gozar, que la mueve o de que forma le gusta que la toquen o la traten en la cama. Así poder recibir placer y al mismo tiempo poder otorgarle placer a su pareja”.

Relaciones Sexuales Durante el Primer Trimestre del Embarazo

Sabido es que el cuerpo de la mujer embarazada va cambiando y por obviedad, la forma en que se pueden tener relaciones tendrá que cambiar, los lugares sensuales cambiarán y algunos se volverán mas sensibles, como los pechos o los pezones. Por esto, la pareja, debe hacer uso de la imaginación, encontrar las posturas más confortables para cada uno y abrirse a la comunicación para disfrutar de forma plena el tener relaciones.

Durante el primer trimestre de embarazo, es posible que ni enterada estés de tu estado, si eres de las mujeres que no son regulares en su menstruación. O si te enteraste luego luego de tu nuevo estado, de todas formas, no hay demasiadas modificaciones en tu cuerpo y es muy posible continuar con las posturas habituales que les gustan a ambos.

Cualquiera que sea tu caso, trata de probar esta postura, debido a que en ocasiones, la mujer suele disfrutar mas del momento y de las sensaciones, si la penetración no es demasiado profunda.

Para lograr esto, la postura ideal es, que él se siente sobre una silla y tú te sientes encima de los muslos de él, ya que así, tú marcarás el ritmo de los movimientos y controlaras mejor el movimiento de tu cuerpo y también hasta donde quieres o deseas que penetre el pene en la vagina. Así el podrá besar tus pechos y acariciar los pezones por tiempo prolongado, realizando una doble excitación que él sin duda podrá gozar.

Una variante de esta posición es realizarla sobre la cama. El se sentará, ya sea a la orilla del colchón o sobre el centro del mismo con su espalda pegada a la cabecera y tú te acomodarás sobre los muslos de él.

Siendo tú quien lleve todo el control del acto, decidiendo cuando moverte, como moverte, por cuanto tiempo y marcando los descansos que necesites para acomodarte, recuperarte o analizar una mejor postura para seguir excitándote y complaciendo al mismo tiempo a la pareja.

Así, cualquier tipo de duda que tengas sobre tu reacción frente a mantener relaciones sexuales con tu pareja, las podrás ir resolviendo mientras estás realizando estás posturas y si algo no te gusta, es fácil moverte, sacar el pene o detenerte sin causarle daño a él.

El tema de mantener relaciones sexuales mientras estás embarazada, siempre está en tu mente, aunque no lo hables, es muy probable que varias veces le dediques tiempo a este tema. Así que anímate a preguntarle a tu ginecólogo sobre el tema y si no hay ninguna indicación por parte de él de que pares de hacerlo con tu pareja, ¡Adelante!, sigue disfrutando tu sexualidad durante esta etapa.

Relaciones Sexuales Durante el Segundo Trimestre del Embarazo

Ya lo mencionamos en otras ocasiones pero es importante que siempre lo tengas presente: “En el tema sexual, cada mujer es un nuevo territorio sensual a explorar y solo ella debe decirle o insinuarle al hombre cuáles son sus secretos, que la hace sentir plena, que la hace gozar, que la mueve o de que forma le gusta que la toquen o la traten en la cama. Así podrá recibir placer y al mismo tiempo podrá otorgarle placer a su pareja”.

Relaciones Sexuales Durante el Segundo Trimestre del Embarazo

En el segundo trimestre de embarazo, es indudable que el cuerpo femenino ha cambiado drásticamente, al igual que el peso que ahora tiene. Por lo tanto, resultará más cómodo para Tí, que para tener relaciones sexuales con tu pareja, te acuestes sobre es el colchón, dejando que tu espalda descanse totalmente, en otras palabras que te tiendas completamente de espaldas. Esto ayuda a que no tengas que sostener el peso de tu vientre.

Claro, que si lo deseas o te sientes más cómoda puedes utilizar unos cojines para descansar la cabeza y la espalda alta.

Mientras tú estás en esta posición, tu pareja se puede recostar de lado, quedando de forma perpendicular a tu cuerpo, mientras tu pasas tus piernas por encima de las suyas, recargando una por la parte de atrás de sus rodillas y la otra en el pliegue que se hace por encima de los glúteos de él. Así el podrá realizar la penetración de forma segura para ti y tendrá el apoyo que le darán tus piernas para continuar con sus movimientos.

Otra posición que él puede tomar es que se recueste de costado a tu lado, mientras tu con una de tus piernas le abrazas la pierna que queda pegada a la cama con uno de tus muslos. Así mientras el te estimula el clítoris y los senos, tu puedes estar estimulando su miembro.

Hay que recordar que es posible que algunas mujeres no desean que se le acaricien los seños porque tienen una extrema sensibilidad en ellos durante el embarazo, pero eso ya lo tendrás que probar para que conozcas como reacciona tu cuerpo y así podrás decirle a tu pareja la intensidad con la que deseas que te los esté estimulando.

La posición de lado a lado, también puede resultar muy cómoda para ambos. Para poder realizarla es necesario que te recuestes de lado, sobre cualquiera de tus costados y que él se coloque también de lado, pero por la parte de tu espalda para que pueda realizar la penetración sin ningún problema. Esta posición hace que el pene no entre muy profundo y que la intensidad de los movimientos sea menor.

Esta es una posición que les permitirá disfrutarse tranquilamente y te permitirá gozar de las caricias que tu compañero realice por todo tu cuerpo. Aquí él es quien tiene el control del ritmo, del tiempo, de la intensidad y sobre todo de la diversidad en la forma de estimularte. Ya que puede hacer maravillas en tu espalda, solo inténtelo y verán los magníficos resultados.

Relaciones Sexuales Durante el Tercer Trimestre del Embarazo

En general y a diferencia del hombre, la mujer no solamente se excita con la vista o el tacto. En las relaciones sexuales, la mujer utiliza sus cinco sentidos, ya que estos siempre están alerta y dispuestos para entrar en acción y vibrar de gozo en respuesta a los estímulos que su pareja le proporcione.

relaciones sexuales durante el embarazo-01

Cuando una mujer está embarazada, sus sentidos están aún más activos, alertas y sensibles que antes. Así que en esta etapa del embarazo es muy buen momento para potenciar la sensualidad y retomar algunas posturas que hace mucho no hacen o experimentar todo el placer de los besos, las caricias y los mordiscos juguetones.

Por eso, el tercer trimestre del embarazo, es el momento adecuado para devolverle su lugar a uno de los estímulos mas eróticos: EL BESO.

El beso es el gran aliado de tu pareja, el beso erotiza la piel de todo el cuerpo y  es una buena forma de detonar los puntos más eróticos del cuerpo. Con el beso se puede erotizar la boca y otras zonas erógenas.

Besar bien es un arte, que solo se aprende haciéndolo y se perfecciona con la práctica. Besar a tu pareja, saber recorrer con tus labios, los labios de tu pareja. Saber lamerlos, sorberlos con suavidad mordisquearlos, humedecerlos, secarlos, detonan miles de sensaciones en el cuerpo. Besar el cuello de alguien puede ser el punto clave para que la persona se entregue totalmente. Besar detrás de las rodillas, pueden llevarte a otro nivel.

Lamer todo el cuerpo de tu pareja, es un placer que a  la mujer la lleva a otro mundo, la estremece y la llena de gozo, sobre todo al combinar los roces, la intensidad del beso y la tensión de la lengua. Alternando estos, con leves mordiscos y besos con los labios juntos. De esta forma, el anhelo crece en ambos y si al mismo tiempo sus manos se mueven acariciando con las palmas y el dorso, cachetean con los nudillos y arañan tenuemente la piel de otros puntos excitables, recorriendo la inmensidad del cuerpo, harán una explosión de placer.

relaciones sexuales durante el embarazo-05

Este tipo de contactos, hacen brotar el deseo sexual de forma delicada y al mismo tiempo, desde lo mas profundo del ser, llevando a que la respuesta sexual no tarde en hacerse presente en ambos. En ella en la humedad de la vulva, la erección de los pezones y la erección del clítoris. Y en él, en la erección de su miembro, el cambio de la temperatura corporal y la erección de sus tetillas.

Aunque ya lo hayas escuchado antes o leído en varias ocasiones, es importante que siempre tengas presente que “En el tema sexual, cada mujer es un nuevo territorio sensual a explorar y solo ella debe decirle o insinuarle al hombre cuáles son sus secretos, que la hace sentir plena, que la hace gozar, que la mueve o de que forma le gusta que la toquen o la traten en la cama. Así podrá recibir placer y al mismo tiempo podrá otorgarle placer a su pareja”.

Enlaces externos sobre el sexo durante el embarazo

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Colicos en el embarazo

Los cólicos en el embarazo son una experiencia común para la mayoría de las mujeres. …