Consejos sobre embarazos prolongados

Consejos Sobre Embarazo Prolongado

Hay algunas cosas que puedes hacer para afrontar un embarazo prolongado, pero es importante recordar que no todo el mundo experimentará los mismos síntomas ni tendrá la misma respuesta al tratamiento.

Algunas mujeres pueden necesitar sólo reposo y otras pueden necesitar medicación. También es importante tener en cuenta que tu salud y la de tu bebé son siempre lo más importante. Habla con tu médico sobre las medidas que puedes tomar para garantizar un parto seguro y saludable para ambos.

¿Qué es un embarazo prolongado?

Un embarazo prolongado es cuando el bebé no ha nacido después de 40 semanas de embarazo. Esto se considera un embarazo a término. Un embarazo prolongado puede ser arriesgado para la madre y el bebé. El bebé puede no recibir suficiente alimento y oxígeno. La madre también puede tener problemas de salud.

¿Cuáles son los riesgos asociados a un embarazo prolongado?

Un embarazo prolongado es un embarazo que dura más que la duración media de la gestación, que es de unas 40 semanas. Los embarazos prolongados pueden ser arriesgados tanto para la madre como para el bebé. Algunos de los riesgos asociados a un embarazo prolongado son:

  • La madre puede tener problemas de salud, como diabetes gestacional, hipertensión arterial o preeclampsia.
  • El bebé puede nacer prematuramente o tener un peso bajo al nacer.
  • La placenta puede desprenderse de la pared uterina, lo que puede provocar una hemorragia grave.
  • Hay un mayor riesgo de muerte fetal o de anomalías congénitas.

Si estás embarazada y tu embarazo parece progresar lentamente, habla con tu médico sobre las formas de garantizar un parto seguro.

¿Cuales son las preocupaciones relacionadas a un embarazo prolongado?

En muchas ocasiones algunas mujeres viven angustiadas sabiendo que la fecha del parto ha pasado y su embarazo se está prolongando demasiado. Esta situación ocurre en un 10% de los embarazos y normalmente se suelen llegar a atrasar incluso dos semanas.

Por ello, la mayoría de  especialistas consideran que un embarazo se ha prolongado cuando se prolonga más de 42 semanas debe vigilarse con atención. En estos casos se debe acudir al médico para que pueda determinar el correcto movimiento del bebé en el útero y la cantidad de líquido amniótico. Si se observa que el bebé está sano y activo se suele esperar a que el parto empiece por sí solo. Sobre todo si se ha descartado que exista posible signos de estrés fetal.

Quizás llegado a este punto sea muy difícil mantener una actitud positiva y sea más fácil dejarse llevar por los nervios y el estrés del momento. Pero es fundamental serenarse y seguir los consejos saludables que ha tenido en cuenta durante todo el embarazo como la ingesta de líquidos, descansar, realizar ejercicios suaves como la natación, alimentarse bien….etc.

Hay muchas futuras mamas que aprovechan este tiempo para ordenar las cosas del bebé como actividad que sirve de distracción. Sobre todo no hay porque alarmarse porque la mayoría de bebes nacidos en embarazos prolongados nacen sin problemas.

¿Cómo puedes afrontar un embarazo prolongado?

Cuando estás embarazada, es importante que te cuides bien a ti y a tu bebé. Puede que tengas que cambiar algunos de tus hábitos y hacer algunos ajustes para afrontar un embarazo prolongado. Aquí tienes algunos consejos:

  • Asegúrate de que descansas lo suficiente. El embarazo puede ser agotador, así que asegúrate de que duermes lo suficiente. Acuéstate temprano y haz siestas durante el día si lo necesitas.
  • Mantente activa. Mantenerte activa te ayudará a estar sana y cómoda durante el embarazo. Intenta hacer al menos 30 minutos de ejercicio cada día.
  • Sigue una dieta sana. Llevar una dieta equilibrada ayudará a garantizar que tu bebé reciba los nutrientes que necesita. Asegúrate de que comes mucha fruta, verdura y cereales integrales.
  • Bebe mucho líquido.

¿Que hay que tener en cuenta en un embarazo prolongado?

Cuidados en el embarazo prolongado

Aunque por otro lado es cierto que cuando un embarazo se prolonga demasiado la placenta deja de proporcionar la función respiratoria y los nutrientes que él bebe necesita. Por ello, los bebes posmaduros tienden a nacer con la piel seca, arrugada, uñas largas y abundante cabello.

Es importante no llegar a límites que puedan afectar a la nutrición del bebe por ello es importante acudir al especialista y realizar pruebas que puedan evaluar la situación del bebé como el tacto vaginal, pruebas de cardiotocografía en reposo, en contracciones y el perfil biofísico.

ambién se puede acudir a realizar las ecografías semanales que ayude a determinar el tamaño del bebe, llevar un recuento de patadas, intentar identificar si existe problemas con la placenta…etc.

La mayoría de las mujeres no desean ser sometidas a la inducción al parto debido sobre todo a que el proceso puede complicarse y tener que recurrir incluso a la cesaría. Por ello te convendría seguir esta serie de consejos:

  1. Relajarse. Seguramente no sabrás que la adrenalina inhibe la producción de oxitocina para que el proceso de parto se produzca por sí solo.
  2. Mantener relaciones sexuales. Quizás no sepas que mantener relaciones sexuales puede ayudar a inducir de forma natural al parto gracias a las contracciones uterinas producidas por orgasmos.
  3. Andar por terrenos irregulares. Si se realizan ejercicios físicos leves como bajar escaleras puede hacer posible que él bebe se encaje y presione el cuello uterino que ayudará a segregar más oxitocina.
  4. Baño con hierba luisa caliente. Si preparas una infusión gigante en tu propia bañara con esta hierba antes de acostarse lograras relajarte para inducir al parto de forma natural.

Enlaces externos para ayudarte con tu embarazo prolongado

Acerca Grupo Editor

Somos un colectivo de padres y madres que compartimos temas de maternidad, concepción, embarazo, parto, lactancia y crianza de niños en general.

Te recomendamos

Colicos en el embarazo

Los cólicos en el embarazo son una experiencia común para la mayoría de las mujeres. …